Exceso de gases en los niños después de comer yogur

El gas es incómodo para los niños pequeños y en edad preescolar, y como madre que probablemente harías cualquier cosa para que tu pequeño se sienta mejor. Algunos gases son sólo una forma de vida y es probable que sea causa de desconcierto para tu hijo. Sin embargo, el exceso de gas podría estar relacionado con un alimento que no está de acuerdo con el tracto digestivo de tu niño. El yogur puede ser el culpable si tu hijo pequeño es sensible a él y tiene gases poco después de que lo engulle todo.

Causas del gas

El gas después de comer es por lo general debido a los alimentos ricos en fibra como frutas y verduras, pero si sólo se produce después de comer yogur, tu pequeño podría tener una intolerancia a los alimentos, de acuerdo con MayoClinic.com. La intolerancia a los alimentos al yogur se produce cuando el cuerpo no es capaz de procesar la lactosa en el yogur, produce exceso de gases e hinchazón. La intolerancia a la lactosa se ​​diferencia de una alergia a los alimentos, ya que no es peligrosa para la vida, a pesar de las molestias que puede causar. A pesar de que a menudo aparece después de 6 años de edad, la intolerancia a la lactosa es posible en los niños más pequeños, anota MayoClinic.com.

Diagnóstico

Es probable que puedas diagnosticar el exceso de gas por el sonido y el olor que tu hijo produce después de un envase de yogur. El podría pensar que es gracioso, pero cambios en la dieta son importantes si tiene una intolerancia a la lactosa. Una prueba de aliento o de sangre se utiliza comúnmente para diagnosticar la condición, pero si tu hijo pequeño no puede hacer cualquiera, MayoClinic.com recomienda una prueba de acidez de las heces. Vas a tener que tomar una muestra después de que use el inodoro y llevarlo a su pediatra, así que toma tu nariz y recoge lo que puedas, ya que va a valer la pena encontrar la causa de su gas para que puedas tratarlo.

Tratamiento

Si tu hijo es intolerante a la lactosa, la limitación o eliminación de yogur y otros productos lácteos de su dieta podría ser necesario. En lugar de yogur de leche de vaca, busca versiones hechas con leche de coco u otras alternativas. De esta manera, tu hijo pequeño todavía puede disfrutar de uno de los favoritos sin sufrir después, mientras evitarás el colapso inevitable que se produce al prohibir el yogur como un aperitivo. Según un artículo publicado en el sitio web de la Children's Physicians Network, algunos niños podrían ser capaces de tolerar el yogur tradicional, al tomar un suplemento de lactasa, la cual puede ayudar a descomponer la lactosa en el yogurt. Analiza su uso con el pediatra de tu hijo antes de dársela.

Preocupaciones de nutrición

Si el exceso de gas se debe al yogur y otros productos lácteos, es importante sustituirlos por alimentos alternativos que contengan calcio, que es esencial para el crecimiento óseo y el desarrollo durante los primeros años. Debido a que los niños no son bien conocidos por su audacia culinaria, puedes encontrar gran resistencia. Si este es el caso, habla con el médico de tu hijo acerca de un suplemento nutricional para ayudar a llenar el vacío dejado cuando se elimine el yogur. El brócoli, salmón, naranja, frijoles y espinacas son fuentes alternativas de calcio. El jugo fortificado con calcio, pan y leche sustitutos son otras opciones saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por georgina velázquez