Exceso de fósforo en el cuerpo

Sólo por detrás del calcio, el fósforo es el mineral más abundante del cuerpo, ya que es necesario para procesos tales como la producción y el almacenamiento de energía. Sin embargo, el exceso de fósforo puede ser peligroso. El mineral puede acumularse en tu cuerpo si padeces enfermedades renales o si consumes mucho fósforo y tienes una deficiencia de calcio. Habla con tu médico si estás preocupado por la cantidad de fósforo en tu cuerpo.

Riegos y síntomas del exceso de fósforo

Cuando tu cuerpo tiene altos niveles de fósforo, el mineral puede unirse al calcio presente en la sangre y formar depósitos en los músculos y otros tejidos blandos, lo que los endurece. El fósforo puede interferir con la capacidad del cuerpo de usar otras minerales, como el hierro, el magnesio y el zinc, y causar diarrea. Por lo general, esto ocurre en personas cuyos cuerpos tienen una importante disfunción en el modo en que regulan el calcio o en aquellas con enfermedades renales graves. Sin embargo, debido a que las dietas occidentales tienden a ser ricas en fósforo, los niveles pueden aumentar a causa de la alimentación, en particular, si también consumes suplementos de fósforo.

Equilibrio entre el calcio y el fósforo

Para mantener los huesos fuertes, necesitas un equilibrio entre el calcio y el fósforo en tu cuerpo. Mientras más fósforo consumas, mayor será la necesidad de calcio. Debido a que el cuerpo usa el calcio almacenado en los huesos cuando no recibe la cantidad que necesita, acumular un exceso de fósforo en el cuerpo puede afectar la densidad ósea y ponerte en riesgo de desarrollar osteoporosis. Según el University of Maryland Medical Center, la cantidad de fósforo en las dietas occidentales supera cuatro veces al calcio. Mantener el equilibrio, reducirá el riesgo de experimentar osteoporosis y pérdida de masa ósea.

Función, dosis diaria recomendada y fuentes

Si bien los niveles altos son peligrosos, el fósforo es un nutriente esencial para el cuerpo. Ayuda a los riñones a expulsar los desechos y puede reducir el dolor muscular luego del ejercicio extenuante. Los tejidos y las células necesitan fósforo para crecer y repararse a sí mismos y el mineral contribuye a la regulación del ritmo cardíaco y la conducción de los nervios. MedlinePlus y el University of Maryland Medical Center coinciden en que los adultos necesitan 700 mg diarios de fósforo. Entre las buenas fuentes de fósforo se encuentran los alimentos ricos en proteínas, como el pescado y los huevos, así como también las frutas secas, los dientes de ajo y los cereales integrales.

Consideraciones adicionales

Una deficiencia de fósforo también puede ser peligrosa y resultar en síntomas tales como el dolor óseo y la fatiga. Esto no es común en los Estados Unidos y, a menos que padezcas hipofosfatemia (bajos niveles de fósforo en el cuerpo), u otra enfermedad, no necesitarás suplementos para satisfacer la dosis diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés). Consulta a tu médico antes de hacer cambios en la dieta o tomar suplementos para evitar un exceso de fósforo en el cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por valeria d'ambrosio