¿Puede el exceso de carbohidratos convertirse en proteína?

La digestión de carbohidratos produce glucosa, que es un azúcar simple que la sangre lleva prácticamente a todas sus células para que puedan tomar la energía y hacer el trabajo. La glucosa que no se necesita de inmediato se almacena como glucógeno o bien grasa corporal, pero no como proteína. Sólo las plantas pueden convertir los carbohidratos en aminoácidos y proteínas.

Requisitos de carbohidratos

Los carbohidratos se encuentran en una amplia variedad de alimentos, incluyendo frutas, verduras, cereales y productos de panadería. Los carbohidratos incluyen fibra dietética -que está prácticamente sin digerir por el cuerpo- almidón y diversos azúcares tales como glucosa, fructosa, sacarosa, lactosa y maltosa. Con la excepción de la fibra, los carbohidratos se metabolizan o se reducen a la glucosa, que se absorbe fácilmente en el intestino delgado. La mayoría de las personas deben obtener entre el 40 y el 60 por ciento de sus calorías diarias de carbohidratos -preferiblemente de complejos como el almidón y los azúcares refinados naturales. Basado en una dieta de 2.000 calorías, el 45 por ciento de carbohidratos es igual a 900 calorías, lo que equivale a unos 225 gramos. El resto de tu dieta debe incluir proteínas y grasas.

El exceso de carbohidratos

Cuando comes demasiados carbohidratos, especialmente los tipos que contienen jarabe de maíz alto en fructosa u otros azúcares muy refinados, el exceso de glucosa se absorbe en la sangre demasiado rápido. La insulina transporta algo de esta a las células para ser quemada y el resto tiene que ser almacenada. Tu cuerpo prefiere almacenar los carbohidratos en forma de glucógeno, que es una forma condensada de glucosa que se encuentra principalmente en el hígado y el tejido muscular. Sin embargo, tu cuerpo tiene una capacidad muy limitada para almacenar glucógeno, por lo que el exceso de glucosa también se almacena en forma de grasa corporal o tejido adiposo. Por lo tanto, comer carbohidratos en exceso -más de lo que puedes quemar o almacenar en forma de glucógeno inmediatamente- te hace más gordo.

Metabolismo de las plantas

A diferencia de las personas, las plantas convierten los carbohidratos en proteínas. Estas inicialmente hacen azúcares -que son carbohidratos- desde la luz solar a través del proceso de fotosíntesis. Los azúcares se queman para producir energía, pero su estructura también pueden ser alterada para hacer aminoácidos. Más específicamente, las plantas agregan nitrógeno y azufre en las moléculas de azúcar para hacer aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas. Cuando comes proteínas vegetales, las enzimas especiales las reducen en aminoácidos individuales en el intestino delgado. Tu cuerpo utiliza los aminoácidos para construir sus propias estructuras como la piel, las uñas y el tejido muscular.

Las fuentes de proteínas completas

En las personas, sólo proteínas de dieta puede ser convertida en proteína humana. Todas las fuentes de proteínas de origen animal son "completas", lo que significa que contienen todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede sintetizar. La carne de res, el pollo, el pescado, los huevos y los productos lácteos son fuentes ricas en proteínas. La mayoría de las proteínas vegetales son incompletas -generalmente faltan uno o dos aminoácidos esenciales- pero algunas son completas, lo cual es una buena noticia para los vegetarianos. Las fuentes de proteína vegetal completas más comúnmente disponibles son la soja, la quinoa, las semillas de cáñamo y la espirulina -un tipo de alga.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por maría j. caballero