Cómo evito que mi sostén se caiga

Un sostén bien ajustado hace más que levantar y separar; un sostén confiable ofrece comodidad y también da confianza. Los sostenes que se caen no son más que cubiertas para los pezones y ofrecen poca asistencia a la postura o beneficios. La mejor forma de evitar decepciones es comprando prendas del tamaño apropiado y ajustar los tirantes y los ganchos traseros conforme tu cuerpo cambia. Usar mucho un sostén puede reducir la fortaleza de los tirantes, así que ten varios en tu guardarropa. Si los tirantes de tu sostén no se mantienen en su sitio, querrá decir que debes cambiarlo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Sostén para correr
  • Sostén estilo leotardo
  • Soporte para tirantes de sostén

Instrucciones

  1. Evita que las copas se caigan ajustando los broches de los tirantes. Levanta los broches hacia tus hombros para que ajuste mejor la prenda.

  2. Aprieta el tirante trasero ajustando el gancho y el ojal en la configuración más apretada. Si la copa sigue cayendo, quizás ésta sea demasiado grande para ti.

  3. Cambia un sostén de ajuste amplio por uno que tenga los tirantes más pegados. Si el sostén pierde fuerza y sabes que es del tamaño correcto, quizás el problema sea el tipo de sostén. Prueba con uno para correr o uno con tirantes estilo leotardo.

  4. Quita cualquier extensor de tirantes. Estos pueden provocar que el sostén se caiga en las copas, en los tirantes o en la espalda.

  5. Baja el sostén a la posición más suelta. Desliza un soporte para tirantes sobre uno de estos. Deslízalo hasta llegar a la parte trasera, luego toma el otro tirante y deslízalo a través del soporte. Ajusta el soporte para obtener el mejor ajuste, deslizándolo de arriba a abajo de los tirantes.

Consejos y advertencias

  • Evita secar tu sostén en la secadora. Esto puede provocar que se encoja y se deforme.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por eduardo moguel