Cómo evitar que tus pies huelan mal en zapatos de tacón

Si la habitación se vacía cada vez que te quitas los zapatos de tacón es posible que tengas mal olor en los pies. Este es producto de la transpiración aunque por sí solo el sudor no tiene un olor ofensivo. Son las bacterias que se producen naturalmente en los pies, en condiciones sudorosas, las que causan el mal olor. Debido a que la transpiración es un factor en el olor corporal, mantener los pies limpios y secos es de suma importancia. Hay muchos productos disponibles para minimizar el olor, pero en última instancia son ineficaces ya que tratan el olor, pero no el sudor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un jabón antibacterial
  • Una toalla
  • Un secador
  • Una plantilla
  • Almidón de maíz
  • Sales de Epsom, vinagre blanco o té negro
  • Antitranspirante o cristales de sal

Instrucciones

  1. Lava bien tus pies con un jabón antibacterial, ya que con ello reducirás la cantidad del olor causado por las bacterias. Cuando hayas terminado, sécalos completamente, incluyendo entre los dedos de los pies. Tal vez deberías secarlos con un secador.

  2. Espera a que los zapatos se sequen bien antes de usarlos de nuevo. No uses los mismos zapatos todos los días; dales la oportunidad de ventilarse. Si tus zapatos son viejos y el interior no huele a limpio, cambia las plantillas en la parte inferior.

  3. Quita el polvo de tus pies y de la parte interior de los zapatos con almidón de maíz, que absorberá toda la transpiración.

  4. Remoja los pies en agua tibia mezclada con sales de Epsom o con vinagre blanco, lo que puede ayudar a reducir las bacterias en tus pies. También puedes remojar los pies durante 20 ó 30 minutos a diario en una solución de té negro fuerte. El té contiene ácido tánico que limita la sudoración y el mal olor cuando lo usas por diez días.

  5. Usa antitranspirantes para las axilas en los pies para reducir la sudoración. También puedes usar cristales de sal, que están etiquetados como un desodorante natural para matar las bacterias.

Consejos y advertencias

  • Si todo lo demás falla, el médico de tu familia puede recetarte una medicación que reseca los pies y mata el crecimiento bacteriano.

Más galerías de fotos



Escrito por christine pillman | Traducido por alejandra prego