Evitar problemas de la espalda en el trabajo

La mayoría de las personas experimentan algún problema de la espalda en algún momento u otro. El movimiento diario y el desgaste normal que conlleva el envejecer pueden causar problemas de la espalda; estos pueden ir desde pequeños dolores ocasionales a dolor crónico en la espalda que pueden hacer que tu día en el trabajo parezca mucho más largo. Sin importar si te sientas en una silla en una oficina o realices tareas manuales, el prevenir problemas de la espalda en el trabajo es una prioridad.

Levantar y cargar

Utilizar las técnicas correctas para levantar objetos te puede ayudar a evitar el estrés a tu columna y músculos centrales. Dobla desde las rodillas, no la cintura, cuando vayas a levantar algo. Aprieta los músculos del estómago y deja que tus piernas hagan la mayoría del trabajo al levantar el objeto. Cargar el objeto cerca a tu cuerpo y centrado entre tus piernas es una técnica segura, de acuerdo con MayoClinic.com. No dudes en pedir ayuda si el objeto que necesitas levantar es demasiado pesado.

Postura

La buena postura significa el mantener tu espalda en su zona neutral. Tu espalda tiene una curvatura natural que puede ser empujada fuera de lugar con una mala postura como es la de jorobarse. Sentarse y pararse recto con tus hombros y barbilla hacia arriba retiene la zona neutral. Coloca la pantalla de tu computadora en un ángulo para que leas a nivel de los ojos. Elige una silla de oficina que le de soporte a tu espalda, que te permita tener tus pies en el suelo y que permita que tus rodillas estén alineadas con tu cadera.

Descansos

Toma descansos frecuentes en tu trabajo para evitar los problemas de la espalda. Las personas que se sientan frente a un escritorio podrían tomar una corta caminata o estirarse por un par de minutos. Aquellos que realizan actividades manuales pueden experimentar dolor de espalda debido a lo repetitivo de ciertas tareas. Cambiar de posición puede ayudar al igual que tomar un descanso de un minuto aproximadamente cada 15 minutos.

Estirarse

Estira tu espalda, hombros y cuello durante el día de trabajo para aflojar los músculos tensos que pueden causar tensión y dolor. Siéntate en la orilla de tu escritorio y dobla tu rodilla hacia arriba hacia tu pecho para estirar tu espalda baja. Realiza movimientos del cuello; bajando tu cuello hacia las orejas y realiza movimientos circulares de los hombros.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por glen boyd