Cómo evitar los poros grandes

Los poros proporcionan protección a tu piel ya que permiten que los aceites naturales alcancen la superficie; sin embargo pueden convertirse en una molestia si su tamaño se expande. Los poros pueden quedar tapados con exceso de aceite, piel muerta o puntos negros que comienzan a expandir el diámetro general. A medida en que envejeces, produces menos colágeno y tu piel pierde el factor de elasticidad por lo que si destapas el poro este permanece en un estado agrandado. Desafortunadamente, no puedes cambiar el tamaño de los poros. Sin embargo, un régimen saludable para el cuidado de la piel es la clave para evitar que se agranden los poros en primer lugar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Limpiador facial
  • Exfoliante
  • Humectante (específico para tu tipo de piel)
  • Bloqueador solar

Instrucciones

  1. Lava tu rostro usando un limpiador facial suave en la mañana con agua tibia. Según el libro “Beauty: The New Basics” enjuagarte con agua fría achica los poros.

  2. Aplica un humectante específico para tu tipo de piel. Esta última puede ser grasa, seca, mixta o propensa al acné. Según “Beauty: The New Basics", las personas con la piel grasa tienen los poros más visibles ya que el aceite atrae la atención al poro. Si tienes la piel grasa debes buscar un humectante sin aceite.

  3. Aplica un bloqueador solar con un FPS de al menos 30 diariamente, antes de salir de tu casa. Según DERMAdoctor, el daño por el sol puede atraer la atención a los poros agrandados.

  4. Lava tu rostro antes de acostarte, especialmente si usas maquillaje. Repite el procedimiento de la mañana: lava tu rostro con agua tibia y enjuaga con agua fría y luego aplica el humectante.

  5. Usa un exfoliante dos veces por semana para eliminar las células muertas. Puedes usar un exfoliante facial o un kit de microdermabrasión de venta libre. Al quitar las células muertas de la piel mantienes los poros sin desechos y bacterias y logras que luzcan más pequeños.

Consejos y advertencias

  • Una regla para recordar es que cuanto más espeso es el humectante, más aceite contiene y cuanto más líquido, mayor es su contenido de agua.
  • Los procedimientos dermatológicos que pueden prevenir los poros agrandados y reducir su aspecto son los peeling químicos, los tratamientos de vitamina A, los tratamientos con láser y la microdermabrasión profesional.
  • Si experimentas molestias o enrojecimiento mientras usas un producto, deja de usarlo. Si la condición empeora, ponte en contacto con tu médico o con tu dermatólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa mcnamara | Traducido por alejandra prego