Cómo evitar los pelos encarnados en el vello facial de las mujeres

Si ese grano que tienes en la pera no desaparece, puede deberse a que depilas con pinza los pelos aislados. Incluso aunque tires delicadamente del vello facial, esto puede dañar el folículo piloso, lo que aumenta las posibilidades de que crezcan en forma inadecuada. Si bien puedes estar acostumbrada a ver los pelos encarnados en la zona del bikini, estos también pueden aparecer en tu rostro. Para evitar que estos folículos arruinen tu cutis, cambia tu rutina del cuidado de la piel para detener los pelos encarnados desde el inicio.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Crema exfoliante suave
  • Toalla
  • Crema facial con ácido salicílco o glicólico
  • Esponja lufa (opcional)

Instrucciones

  1. Aplica una pequeña cantidad de una crema exfoliante sobre la palma de la mano y masajea sobre el rostro usando la punta de los dedos. Concéntrate en las zonas donde se producen los pelos encarnados para liberar las células muertas de la piel antes de eliminar el vello.

  2. Enjuaga bien el rostro con agua tibia y luego seca suavemente la piel usando una toalla. No frotes la piel para secarte, ya que esto puede causar irritación y aumentar la posibilidad de que se desarrollen pelos encarnados.

  3. Remoja una toalla en agua caliente y escúrrelo hasta que ya no gotee. Deja la toalla tibia sobre las zonas del rostro donde eliminas los pelos. Deja una toalla en su lugar durante cinco minutos para suavizar el folículo piloso. Suavizar el cabello antes de eliminarlo reduce la posibilidad de que se formen pelos encarnados.

  4. Aplica una capa delgada de crema facial que contenga ácido salicílico o ácido glicólico sobre todas las zonas del rostro que son propensas a los pelos encarnados. Aplica la crema inmediatamente después de la depilación para evitar que las células o las bacterias obturen el folículo piloso.

Consejos y advertencias

  • Si continúan desarrollándose pelos encarnados consulta a un dermatólogo para que los elimine en forma permanente para evitar una futura inflamación.
  • Si lo prefieres, puedes exfoliarte con una pequeña esponja de lufa usando una presión suave, realizando movimientos circulares.
  • No aprietes o perfores un pelo encarnado con un objeto afilado, lo que puede causar una infección. Si la inflamación no desaparece después de dos o tres días, consulta a un dermatólogo para eliminarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly johnson | Traducido por alejandra prego