Cómo evitar los pelos encarnados en la zona púbica

Afeitarse, depilarse con cera o usar otros métodos para eliminar el vello púbico puede aumentar la posibilidad de desarrollar pelos encarnados. El pelo se encarna cuando la punta se dobla y penetra en la piel, donde sigue creciendo. El resultado es inflamación, irritación, picazón, un grano con punta blanca y, en ocasiones, dolor. Usar ropa apretada o que produce rozaduras también puede contribuir a los pelos encarnados al empujar la punta del vello nuevamente hacia la piel. Si realizas varios cambios en los hábitos del cuidado personal puedes detener la aparición de pelos encarnados en la zona púbica.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Paño de aseo
  • Crema de afeitar, aceite, gel o loción
  • Maquinilla de afeitar nueva
  • Gel para después del afeitado, loción, bálsamo o aceite
  • Jabón suave

Instrucciones

    Evitar los vellos encarnados por el afeitado

  1. Suaviza la piel con una paño de aseo mojado con agua tibia antes de afeitarte o de usar otros métodos para eliminar el vello. Coloca el paño de aseo tibio y húmedo sobre la piel hasta que se enfríe.

  2. Humedece la piel con agua tibia para afeitarte.

  3. Aplica una generosa cantidad de aceite, crema o gel de afeitar en la zona que afeitarás.

  4. Realiza un movimiento hacia abajo al afeitarte y usa una maquinilla nueva. Afeitarte contra el crecimiento del vello aumenta el riesgo de pelos encarnados. La Clínica Mayo recomienda usar el ajuste más cerrado posible cuando usas una afeitadora eléctrica.

  5. Enjuaga la afeitadora con agua después de cada pasada para limpiar los pelos de las hojas.

  6. Enjuaga la piel después de afeitarte con agua fría y sécate. Aplica una cantidad generosa del gel, loción o aceite para después del afeitado para calmar la piel.

    Evitar los pelos encarnados en general

  1. Usa ropa suelta, como una ropa interior que no frote la zona sensible del vello púbico. La zona que se ve más afectada por el roce es la que se encuentra entre los muslos y la región pélvica.

  2. Exfolia la región del vello púbico usando un jabón suave y un paño de aseo o una esponja. Al evitar la acumulación de células de la piel reduces el riesgo de que la punta del vello se doble hacia adentro.

  3. Aplica una loción hidratante o aceite para bebé en la zona, después de la ducha. Un polvo que seque la piel como el almidón de maíz también puede reducir el roce.

Consejos y advertencias

  • Cuando uses productos químicos para eliminar el vello, prueba el producto para ver cómo responde el cuerpo. El pelo sólo se rompe cerca de la superficie de la piel, lo que aumenta el riesgo de pelos encarnados.
  • Usa una solución para antes y después de la cera. Una solución para antes de la cera, como alcohol desinfectante o un producto comercial usado en los salones, limpia la zona. Las soluciones para después de la cera a menudo están hechas con aceite de eucalipto o de árbol del té.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah harding | Traducido por alejandra prego