Cómo evitar que el pelo se acumule en un abrigo

Nada arruina tanto la apariencia de un abrigo de lana, lino, algodón e incluso cuero como el pelo humano o el de las mascotas aglomerado en el mismo. En muchos casos esto se produce por la combinación de la estática y una gran cantidad de pelo. Si te cansaste de ese aspecto en el trabajo o en las situaciones sociales es posible evitar que el pelo humano y de las mascotas se acumule en tu abrigo o en los de tu familia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cepillo para mascotas
  • Aspiradora
  • Cubreasientos de auto
  • Rodillo quitapelusas
  • Cinta
  • Humidificador
  • Toallitas para la secadora

Instrucciones

  1. Cepilla el pelo de tu perro o de tu gato para mantenerlo alejado de los muebles o de tus abrigos. Lleva a tu perro a la peluquería a menudo si tiene el pelo largo o si es propenso a perderlo. Por ejemplo, los golden retriever, los dogo falderos, los beagles y los dálmatas pierden el pelo a menudo y requieren de un acicalamiento natural.

  2. Limpia los pisos, aspira las alfombras y quita el exceso de pelo de los muebles al menos tres o cuatro veces por semana. Elige una aspiradora diseñada para controlar el pelo de las mascotas. Mantener el pelo en tu casa bajo control te ayuda a evitar que quede en tu abrigo.

  3. Cubre los asientos del auto, si tu mascota viaja contigo a menudo. No permitas que tu perro salte al asiento delantero, lo que transfiere pelos a tu abrigo. Lava periódicamente los cubreasientos y elimina el exceso de pelo aspirando los asientos y las alfombras.

  4. Quita el pelo de las mascotas y el humano a diario antes de salir, en lugar de permitir que se acumule. Un rodillo quitapelusas, un trozo de cinta adhesiva o los dedos te ayudarán a mantener el pelo bajo control.

  5. Elimina la estática en tu hogar haciendo funcionar un humidificador. Si frotas una toallita para la secadora en tu abrigo también puedes eliminar la estática que hace que el pelo de las mascotas o de los humanos adherido a la tela.

  6. Almacena el abrigo en un armario cerrado. El lugar de colocarlo en una silla de la cocina o de un sofá de la sala, cuélgalo después de cada uso y cierra la puerta del armario. Esto ayuda a evitar que el pelo humano o de la mascota se adhiera a tu abrigo.

Consejos y advertencias

  • Limpia el abrigo al comienzo y al final de cada estación. Si el abrigo está etiquetado como "sólo limpiar en seco", llévalo a un profesional; de otro modo, lava un abrigo de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta después de haberlo almacenado y ponlo nuevamente en el recipiente de almacenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por alejandra prego