Cómo evitar que los oídos de un niño estallen durante el vuelo en avión

Viajar con niños presenta desafíos únicos, y prevenir que sus oídos estallen, mientras que se está en un avión, es uno de ellos. Los cambios de presión en la cabina mientras el avión asciende y desciende causan dolor de oído, una vez que se mantiene una altura constante, la probabilidad de que los oídos estallen disminuye. Hay muchas técnicas para prevenir y tratar este problema en los niños durante el vuelo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Dulce
  • Goma de mascar
  • Bebidas
  • Toallas calientes
  • Una taza vacía
  • Medicina para el resfriado
  • Chupete

Instrucciones

    Prevensión

  1. Consulta a tu médico antes de volar si tu niño tiene un resfriado. El tratamiento de un resfriado con medicinas u otros medicamentos prescritos antes del vuelo son lo mejor, porque la congestión del sistema respiratorio superior puede hacer que el dolor de oído sea peor durante los cambios de presión en la cabina.

  2. Ofrece el chupete a los niños pequeños, ya que el vuelo despega y permite que lo utilice el tiempo de vuelo. El mecanismo de succión alivia la presión del oído interno, previniendo el estallido. Para los niños mayores, los dulces también funciona bien.

  3. Haz que tu niño mastique goma de mascar. El movimiento de la mandíbula, mientras mastica libera la presión en el oído interno. Esta técnica también se puede utilizar para aliviar el dolor de oído interno, una vez que ha comenzado. Esto se recomienda sólo para los niños mayores o adultos; tragar goma accidentalmente puede ser un peligro para los niños pequeños.

    Tratamiento

  1. Haz que tu hijo trate un chupete, caramelo o chicle para aliviar las molestias una vez que comiencen.

  2. Intenta liberar la presión a través del tratamiento con vapor. Coloca una toalla caliente en el interior de una taza y coloca sobre las orejas del niño, uno a la vez. Esto puede liberar la presión en el oído a través de los cambios de temperatura en los gases. Pide a un auxiliar de vuelo una toalla caliente.

  3. Que tu hijo beba algo, puede aliviar la presión en el oído interno. Amamantar a los bebés con frecuencia funciona también.

Consejos y advertencias

  • Si intentas el tratamiento de vapor, prueba la copa en el brazo primero, para asegurarte de que el vapor no está demasiado caliente para la piel facial sensible. Puede provocar una quemadura, si hay demasiado vapor.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth hartsock | Traducido por verónica sánchez fang