Cómo evitar los nudos en las extensiones de cabello

Las extensiones de cabello a menudo son una inversión costosa en tu aspecto. Estas son una forma popular de obtener un cabello más largo con una textura y un color diferente sin tener que alterar químicamente tu cabello natural. Desafortunadamente, estas tienen sus problemas que van desde el dolor y la picazón a los mechones enredados que son difíciles de mantener. Si te aseguras de cuidar de tus extensiones en forma adecuada y de evitar que se anuden podrás disfrutarlas más y durante más tiempo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Funda de seda
  • Cepillo
  • Gorra de natación
  • Champú

Instrucciones

  1. Peina tus extensiones a diario, comenzando desde la parte inferior del cabello y deslizándote hacia arriba. Algunas extensiones, como aquellas hechas de cabello sintético se deben peinar con menos frecuencia. Las extensiones naturales se pueden peinar en la forma en que lo haces con tu cabello natural. Hazlo con suavidad y quita los nudos con los dedos, en caso de ser posible en lugar de usar un peina para separarlos, lo que puede dañar las extensiones.

  2. Lava el cuero cabelludo en lugar de lavar tus extensiones. Las extensiones sintéticas rara vez necesitan que las laves, pero si no lo haces, la acumulación y los residuos pueden hacer que el cabello luzca opaco. Al lavar el cuero cabelludo reduces la cantidad de nudos que te provoca la ducha. En lugar de fregar para formar espuma como haces normalmente, usa la punta de los dedos para lavar el cuero cabelludo y permite que la espuma corra a lo largo de las extensiones mientras enjuagas el cuero cabelludo. Esto limpia las extensiones mientras que las mantiene planas y evita los nudos.

  3. Aplica una pequeña cantidad de acondicionador una vez por semana sobre tus extensiones para mantenerlas suaves, brillantes y menos propensas a los nudos. Según el sitio web, Hair Extension Guide, sólo debes aplicar acondicionador sobre las puntas de las extensiones. Aplica una cantidad del producto del tamaño de una moneda de diez centavos sobre tus manos, frótalas y aplica el acondicionador sobre las dos o tres pulgadas inferiores del pelo. Si tus extensiones son auténticas, enjuaga en la forma habitual.

  4. Invierte en una funda de seda para tu almohada. Cuando duermes sobre una funda de algodón, al darte vuelta raspas la cutícula del cabello y puedes enredar las extensiones. Una funda de seda permite que las extensiones se deslicen sobre la almohada sin importar cuánto te muevas por la noche y con ello evitas los nudos.

  5. Usa una gorra de natación cada vez que nades, advierte HairFinder.com. El cloro en el agua puede ser muy fuerte para las extensiones y hacer que se enreden. Con una gorra de natación puedes mantener el cabello limpio y seco mientras estás en la piscina y eliminas la necesidad de peinar los nudos, lo que daña las extensiones.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por alejandra prego