Cómo evitar que un niño se caiga de la cama

Cuando tu niño crece demasiado como para dormir en la cuna o cuando empieza a salirse de ella, es el momento de trasladarlo a una cama de un tamaño más convencional. Pero no utilices una cama regular, tu hijo puede tener una caída durante la noche. Tu estrategia de prevención comienza con la elección de la cama correcta.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cuna
  • Baranda de cama

Instrucciones

  1. Traslada a tu pequeño a una cama de niño. Esta es una pequeña cama diseñada para sostener un colchón de la cuna, pero que tiene aumentado ligeramente los lados para mantener al niño seguro. Las camas para niños pequeños son a menudo pintadas con las imágenes de sus personajes de dibujos animados favoritos o fabricados con la forma de un coche o de una locomotora de tren.

  2. Considera la posibilidad de poner a tu niño en una cama doble de tamaño adulto y adjuntar un par de carriles a la misma. Algunos marcos para cama doble se venden con rieles opcionales que se pueden plegar o retirar cuando el niño ya no los necesite.

  3. Crea un mecanismo de "Detención" que impida que tu hijo se mueva fuera de su cama. Por ejemplo, coloca su cama en un rincón. Enrolla una larga toalla de playa y métela debajo del colchón del lado en el que la cama queda libre. Esto levantará el colchón en un lado, haciendo difícil que el niño ruede hacia ese lado.

Consejos y advertencias

  • Considera la posibilidad de mover el colchón de tu hijo al suelo inicialmente. Esto lo familiarizará con la idea de dormir sin límites, a la vez que lo previene de caídas.
  • Eventos de la vida, tales como la llegada de un nuevo bebé, pueden presionar a sacar a tu hijo de la cuna antes de que esté listo. No te apresures a trasladarlo si piensas que tu niño aún se sentirá mejor en su cuna.
  • Nunca pongas a un niño pequeño en la parte superior de una litera, incluso si ésta tiene los rieles.

Más galerías de fotos



Escrito por harold e. sconiers | Traducido por luis alberto fuentes schwab