¿Cómo evitar que los melocotones se oscurezcan al pelarlos y rebanarlos?

Escrito por jenny harrington | Traducido por frances criquet
Evita la decoloración de los melocotones preservando el sabor natural de la fruta.

La exposición al aire hace que los melocotones (peaches) y otras frutas de piel clara se decoloren y se vuelvan marrones. El oxígeno interactúa con las enzimas presentes de forma natural en la fruta causando la oxidación. Los ácidos alimenticios reducen la reacción de la enzima, evitando la decoloración para que tus melocotones en rodajas se vean tan apetecibles como su sabor. Los ácidos cítricos funcionan bien con los melocotones porque se consiguen fácilmente y su sabor es lo suficientemente leve para que no afecta al sabor de las rodajas de melocotón fresco.

Llena un recipiente con 1 galón de agua fría. Disuelve 1 cucharada de polvo de ácido ascórbico o 1 cucharada de jugo de limón en el agua.

Pela y corta los melocotones del tamaño deseado. Coloca los trozos en el bol con agua inmediatamente después de cortarlos, sumergiéndolos completamente.

Remoja el melocotón durante 10 minutos y escurre el agua.

Seca los trozos de melocotón con una toalla limpia o toallas de papel. Sírvelos o guárdalos como desees.

Consejo

Sustituye el ácido ascórbico o el jugo de limón por vinagre. Enjuaga el melocotón si usas vinagre o tomarán el sabor. El ácido ascórbico se consigue donde se venden suministros para envasar, pero puedes usar seis tabletas molidas de vitamina C si no lo consigues.