¿Cómo evitar que los hijos salgan a escondidas?

Hay muchas razones por las que un hijo podría intentar salir de casa a escondidas. Entre ellas puede estar una reunión secreta con alguien que le guste, así como el mayor acto de rebeldía. Además de romper las reglas y acabar con tu confianza, escaparse por la noche es potencialmente peligroso. Si estás preocupado de que tu hijo esté planeando una escapada de medianoche para estar con amigos, no esperes a descubrirlo en el acto. Por el contrario, se proactivo explicando las consecuencias potenciales.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Una campana pequeña
  • Una alarma de detección de movimiento
  • Un sistema de alarma

Instrucciones

  1. Discute con tu hijo las consecuencias y peligros potenciales de salirse a escondidas. Siéntate con tu hijo y explícale que escaparse de noche es peligroso y podría resultar en una lesión. Adviértele que hacerlo provocará que sea castigado o que pierda privilegios, como el uso de un teléfono móvil, la televisión o un sistema de videojuego. Otra posible consecuencia es el arresto por violar el toque de queda para menores de la localidad.

  2. Pon atención a las señales de que tu hijo podría considerar escaparse. Por ejemplo, ¿está tu hijo colocando su mochila junto a la puerta de entrada o la ventana de su habitación? ¿Pregunta constantemente a qué hora te irás a la cama o parece ansioso de que te vayas a dormir? Considera tales conductas como señales de que deberías permanecer alerta o revisarlo después de la hora de dormir.

  3. Instala una campana pequeña en la puerta de tu hijo. Cuando la escuches sonar, actúa de inmediato. Los sistemas de alarma de detección de movimiento baratos, están disponibles en las tiendas de bricolaje o las ferreterías. La alarma sonará cuando la ventana o la puerta a la que está unida, sean abiertas.

  4. Poda las ramas colgantes cerca de la ventana de tu hijo o elimina la pérgola para plantas trepadoras de tu hogar. Busca otras formas por las que tu hijo podría llegar al suelo desde su habitación. Coloca las escaleras en un cobertizo con llave para evitar que tu hijo las use para bajar desde su ventana.

  5. Instala un sistema de alarma en tu casa. Muchos sistemas vienen equipados con alarmas separadas para cada puerta y ventana dentro de la casa. Proporciona un código de alarma único a cada persona en la familia . Muchas compañías de seguridad ofrecen un servicio que alerta a los padres con un mensaje de texto o una llamada si un hijo usa su código de alarma por la noche. También están disponibles sistemas menos costosos. Ajusta la alarma para activarse si cualquier puerta o ventana es abierta después de cierta hora por la noche.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por alejandro cardiel