Cómo evitar los granos en la barbilla

Escrito por Eric Mohrman | Traducido por Alejandra Prego
Lavar correctamente tu rostro te ayudará a evitar los granos en la barbilla.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

No hay una forma garantizada de evitar que aparezcan granos en la barbilla o en cualquier otro parte del cuerpo. Sin embargo, aprender a cuidar esta zona propensa al acné puede reducir la frecuencia de los brotes, así como su duración y su severidad. Esto generalmente se puede lograr con productos costosos, pero si tienes más que granos ocasionales debes consultar a un dermatólogo en busca de consejo y probablemente un medicamento con receta que te ayude a controlar el acné del rostro.

Lava tu rostro dos veces (y sólo dos veces) al día; en la mañana y por la noche. Haz una excepción sólo después de transpirar o de ensuciarte. Masajea un jabón suave sin alcohol usando tus dedos, en lugar de frotarlo y usa agua tibia para humedecer y enjuagar la piel seca con una toalla limpia.

Lava tu cabello con champú todas las noches y usa un producto diseñado para el cabello y el cuero cabelludo graso, debido a que puedes extender este aceite sin saberlo sobre tu rostro y la barbilla. Si tienes el cabello largo, recógelo hacia atrás con una pinza, una banda u otro accesorio para mantenerlo alejado de la barbilla durante el día. Esto es particularmente importante si usas geles, aerosoles y otros productos para el cabello. Evita rociar la piel cuando aplicas estos productos.

Compra humectantes, maquillaje y otros productos para aplicar sobre tu barbilla que estén etiquetados como antiacné o no comedogénicos. Usa maquillaje en polvo en lugar de cremas o productos a base de aceite que obturan fácilmente los poros. Quita el maquillaje de la barbilla y del rostro completamente, antes de acostarte.

Aplica un producto de limpieza facial para el acné, que contenga peróxido de benzoilo o ácido salicílico en la forma recomendada en el envase o como lo indicó tu dermatólogo.

Evita tocarte la barbilla para no extender aceite a lo largo de la misma. Nunca te revientes los granos que aparecen en esa zona, porque eso puede empeorar la condición del acné, causar una infección o incluso dejar cicatrices.

Advertencias

Cuando uses un nuevo limpiador para el acné, aplícate un poco en una zona poco visible de la piel para probar si desarrollas una reacción alérgica o experimentas efectos secundarios antes de ponerte el producto en la barbilla o en el rostro.