Cómo evitar que la gorra de natación te arranque el cabello

Las gorras de natación pueden ayudarte a mantener tu cabello seco y a protegerlo del agua mientras nadas, pero en ocasiones puede ser difícil colocarte una sin que te arranque o te jale el cabello. Muchas gorras de natación están hechas de silicón o de látex, ambas se quedarán pegadas a tu cabello. Colócate tu gorra adecuadamente para evitar que te arranque el cabello mientras te aseguras de que permanezca en su lugar de la manera como tiene que ser.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Moja tu cabello antes de colocarte la gorra para que puedas ponértela más fácilmente. Junta tu cabello con tus manos lo más cercano a tu cabeza. Evita jalarlo en una cola de caballo o en un chongo, ya que esto no permitirá un ajuste de la gorra y el agua podrá entrar.

  2. Sostén la gorra de baño abierta con ambas manos. Coloca tus manos en el interior de la gorra y utiliza tus dedos para estirarla lo más ampliamente posible, manteniendo tus pulgares dentro de la gorra todo el tiempo mientras estiras la gorra.

  3. Inclina tu cabeza hacia abajo, viendo el piso. Coloca la orilla de adelante de la gorra alrededor de tu frente y jálala hacia atrás de tu cabeza para que quede sobre la línea de donde crece tu cabello. Utiliza tus dedos para meter cualquier cabello que haya quedado fuera, dentro de la gorra.

Consejos y advertencias

  • Si tienes cabello largo, puede ser necesario emplear la ayuda de un amigo para colocarte la gorra adecuadamente sin arrancarte el cabello. Pide a tu amigo que te ayude a estirar la gorra lo suficiente para que puedas introducir todo tu cabello. Enjuaga y seca tu gorra de natación después de cada uso. Una vez seca, ponle talco de bebé en el interior para mantener el material evitando que se quede pegada.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por elizabeth garay ruiz