Cómo evitar el gas estomacal después de comer frijoles

Aunque los frijoles están llenos de fibra, vitaminas, minerales y proteínas, también tiene un molesto efecto secundario: son famosos por hacer que tu estómago se inflame. Si piensas comer un plato de frijoles mañana, planea con antelación y prepara tus frijoles desde la noche anterior. Así será menos probable que tengas gases después de comerlos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Frijoles secos
  • Colador o cernedor
  • Tazón grande con tapa
  • Agua
  • Olla

Instrucciones

    Preparando los frijoles

  1. Mide la cantidad de frijoles secos que deseas tomar. Debido a que toma un rato preparar correctamente los frijoles para reducir el gas, quizás desees cocinar suficientes para varias comidas. Coloca los frijoles en un colador o cernedor y enjuágalos con agua fría. Elimina la tierra y suciedad que veas.

  2. Pon los frijoles enjugados en un tazón grande. Deberás verter suficiente agua como para cubrirlos y un poco más. Pon la tapa del tazón o cúbrelo con una envoltura plástica y deja que los frijoles se remojen durante toda la noche, o al menos por 8 horas, sugiere el Consejo de Frijoles Secos de los Estados Unidos.

  3. Filtra los frijoles del agua, vertiéndolos por un colador o cernedor, luego de que pase el tiempo especificado. Enjuaga los frijoles secos una vez más bajo agua corriente. Esto elimina muchos de los carbohidratos oligosacáridos, que fueron liberados mientras los frijoles estuvieron remojados y que producen el gas.

  4. Transfiere los frijoles remojados a una olla, agrega agua fresca e hiérvelos hasta que estén suaves. Puedes servirlos inmediatamente después de cocerlos y guardar las sobras para la cena del día siguiente.

    Durante la comida

  1. Evita comer lácteos, como quesos y leche, cuando te sientes a comer tus frijoles. Los lácteos contienen lactosa, un tipo de azúcar lácteo. Para algunas personas, la lactosa produce gases, así que el gas que sientes quizás no sea provocado por los frijoles.

  2. Mastica bien cada bocado de frijoles, así como la demás comida. Si comes demasiado rápido, no mascarás lo suficiente y es más probable que ingieras aire, incrementado tus problemas con el gas. Baja el tenedor entre cada bocado y enfócate en masticar.

  3. Si sigues teniendo problemas con el gas después de comer un plato de frijoles, habla con tu médico sobre tomar suplementos contra el gas sin receta médica. Están diseñados para desintegrar los compuestos que causan gas hallados en los frijoles.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por eduardo moguel