Cómo evitar tener la frente grasa

El motivo más común para tener la piel grasa en la frente es la sobreproducción del cuerpo de una sustancia brillosa llamada sebo. Tener la frente grasa a menudo causa problemas de autoestima y malestar, pero puedes seguir varios pasos para aliviar la condición y restaurar el aspecto saludable de la piel. Consulta con tu médico antes de utilizar un remedio casero para tratar un problema de la piel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Jabón
  • Agua tibia
  • Humectante
  • Almohadillas astringentes
  • Limpiador
  • Papeles secantes

Instrucciones

  1. Mantén la limpieza. Lavar tu rostro suavemente por la mañana y por la noche con jabón común y agua tibia a menudo elimina el exceso de grasa en la frente. El jabón que tiene perfume o tintes puede empeorar tu condición.

  2. Explora los beneficios de los humectantes. La mayoría de las farmacias ofrece cremas hidratantes basadas en agua que ayudan a restaurar el aspecto normal de la frente grasa después de lavarla. Los productos que contienen la etiqueta de no comedogénicos están diseñados para evitar los poros obturados y generalmente ofrecen mejores resultados.

  3. Revisa tus cosméticos. El riesgo de tener la frente grasa disminuye cuando usas cosméticos que no contienen aceite o están etiquetados como basados en agua. Los polvos generalmente son más seguros para la piel sensible que las cremas y se deben quitar antes de dormir.

  4. Consulta acerca de los astringentes. Tu farmacéutico probablemente te recomendará almohadillas astringentes para mantener la frente limpia y sin grasa, si el lavado común produce irritación o sequedad.

  5. Relájate a menudo. El estrés puede provocar exceso de aceite en la frente. Escuchar tu música favorita o recibir un masaje son formas de proporcionarle relajación a tu vida.

  6. Revisa la sección de tónicos limpiadores. Hay muchos productos de venta libre que están diseñados para eliminar la piel grasa si los usas dos veces al día.

  7. Elige una opción conveniente. Los papeles secantes ofrecen una solución rápida para reducir el aceite en la frente mientras estás en el trabajo o en un almuerzo con amigos.

Consejos y advertencias

  • Tu historia familiar, el clima y la pubertad son factores que aumentan el riesgo de tener la frente grasa. Consulta a tu médico para que te derive a un dermatólogo que pueda ayudarte a identificar la causa del exceso de grasa persistente en la frente o en el rostro.
  • Tu piel se beneficia cuando bebes mucho agua. Intenta consumir al menos ocho vasos por día para disminuir la probabilidad de padecer exceso de grasa o sequedad.
  • Algunas personas que toman pastillas anticonceptivas tienen la piel grasa, así como exceso de grasa en el cuero cabelludo. Tu ginecólogo te puede recomendar un anticonceptivo alternativo que represente un menor riesgo para tu piel.
  • Los episodios crónicos de piel grasosa elevan la posibilidad de padecer dermatitis seborreica, una condición de la piel que a menudo provoca la formación de erupciones rojas.

Más galerías de fotos



Escrito por toby pendergrass | Traducido por alejandra prego