Cómo evitar filtraciones en mis gafas de protección para nadar

Incluso si tienes visión perfecta cuando estás en tierra, no te sorprendas si tu visión se vuelve borrosa bajo el agua sin el uso de gafas de protección. Estas proveen una cubierta protectora alrededor del lente de tu ojo habilitándote a ver de manera nítida y clara mientras nadas. Si tus gafas tienen filtraciones inesperadas puede que experimentes irritación en los ojos y distorsión de la visión. En lugar de vivir con la irritación y vaciar las gafas a cada rato, trabaja de manera proactiva para eliminar la filtración.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Inspecciona tus gafas de protección para ver si hay deformaciones como secciones dobladas y marcos agrietados. Si notas algo extraño colócalas en agua hirviendo por cinco minutos. Permite que se enfríen por uno o dos minutos y mientras aún se encuentran tibias presiónalas contra tu rostro para remoldearlas con una forma que se adapte mejor a él.

  2. Almacena las gafas de protección en un estuche rígido para prevenir que se doblen o deformen. Las gafas deformadas usualmente desarrollan filtraciones.

  3. Ajusta la banda y la pieza de la nariz a tu cabeza para que no haya espacios entre el sello y tus ojos. Si ajustas la banda demasiado es posible que causes más filtraciones al separar las piezas de los ojos de tu rostro.

  4. Succiona las gafas contra tus ojos antes de comenzar a nadar presionándolas fuertemente contra tu rostro. Esto ayudará a prevenir filtraciones alrededor de los bordes.

  5. Trabaja para mantener una expresión facial neutra. Hacer muecas o entrecerrar los ojos mientras nadas con las gafas puede hacer que tus ojos se arruguen en las esquinas y que el sello de tus gafas de protección se afloje y deje que ingrese el agua. Esto puede llevar un poco de esfuerzo consciente de tu parte, especialmente cuando te empiezas a cansar en tu entrenamiento y puede que hagas muecas inconscientemente.

  6. Reemplaza las gafas si muestran signos de desgaste. Con el uso, incluso el mejor par de gafas de protección pueden comenzar a perder su sello.

Consejos y advertencias

  • Limpia tus gafas regularmente luego de utilizarlas para lavar cualquier residuo químico que podría romper el material de las gafas más rápidamente. Puedes utilizar dentífrico para limpiarlas.
  • Compra las gafas en una tienda de natación y pídele al empleado que te ayude a elegir un par que se adapte a tu rostro.
  • Si estás comprando gafas para niños ten en mente que tendrás que reemplazarlas regularmente. Los cuerpos de los niños cambiar y crecen, así que unas gafas que le calzaban bien hace seis meses podrían no servirle hoy.
  • Ajustar las gafas de más podría lograr que un sello más firme funcione de manera temporal pero podría causar dolores de cabeza. Si tienes el par correcto de gafas no hará falta que las ajustes de más para que se adapten a tu rostro.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por ana grasso