Cómo evitar el estreñimiento con suplementos de hierro

Los médicos recetan suplementos de hierro para la anemia por deficiencia de hierro, que puede desarrollarse cuando no se logra una ingesta suficiente de hierro a través de la dieta o con ciertas condiciones tales como períodos menstruales pesados, embarazo, la enfermedad de Crohn o la insuficiencia renal. Una posible complicación de tomar suplementos de hierro es el estreñimiento. Aunque el estreñimiento relacionado con los suplementos causa malestar, por lo general no es un problema grave. Previene o alivia el estreñimiento y mantén las cosas en movimiento sin problemas con algunos cambios en la dieta y en el estilo de vida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Sé gradual con tu dosis de hierro para ayudarle a tu sistema digestivo a que se adapte a los suplementos, lo que minimiza los efectos secundarios de estreñimiento. Empieza tomando la mitad de la dosis recomendada. Aumenta gradualmente la dosis cada tres días hasta que estés tomando la dosis diaria recomendada.

  2. Separa tu dosis diaria de hierro en tres dosis diarias más pequeñas para reducir la probabilidad de estreñimiento.

  3. El jugo de naranja aumenta la absorción de hierro.

    Bebe un vaso lleno de 8 onzas (220 ml) de agua o jugo de naranja con cada pastilla de hierro para proporcionarle a tus intestinos los fluidos necesarios para producir heces más blandas. Un beneficio adicional para beber jugo de naranja es que contiene vitamina C, lo que aumenta la absorción del hierro en el cuerpo.

  4. Las frutas y verduras son ricas en fibra.

    Consume una cantidad abundante de frutas y verduras frescas cada día. Las frutas y verduras son ricas en fibra. La fibra le agrega volumen a las heces, haciéndolas más fáciles de pasar durante la defecación. La pirámide de alimentos del Department of Agriculture Food de EE.UU. recomienda comer de dos a cuatro porciones de frutas y de tres a cinco porciones de vegetales cada día. Incluye frutas y verduras en cada comida y durante la hora de la merienda para satisfacer tus necesidades diarias.

  5. El ejercicio puede ayudar a estimular los movimientos intestinales.

    Haz ejercicio todos los días para estimular los movimientos intestinales saludables. Trata de hacer actividades físicas como caminar, 20 minutos de aeróbicos livianos o dar un paseo en bicicleta.

  6. Ve al baño tan pronto como sientas la necesidad. Aguantarse las ganas puede causar estreñimiento.

  7. Toma un ablandador de heces cuando sea necesario para aliviar el estreñimiento. Los ablandadores fecales aumentan el contenido de agua en las heces, haciéndolas más suaves y fáciles de pasar durante la defecación. Los ablandadores de heces pueden tomarse a diario o cada dos días durante los períodos de estreñimiento persistentes. Walgreens' Easy-Lax y el Colace Stool Softener son reguladores de venta libre, recomendadas por la University of Washington Medical Center.

Consejos y advertencias

  • Para evitar una sobredosis, nunca tomes más de la dosis recomendada de hierro sin el permiso de tu doctor.
  • El hierro bloquea la absorción de algunos antibióticos. Informa a tu médico que estás tomando suplementos de hierro antes de tomar antibióticos. Tu médico te podrá recetar un antibiótico diferente o recomendar que dejes temporalmente el uso de suplementos de hierro durante la duración del ciclo de antibióticos.
  • Es normal tener heces de color oscuro cuando tomas suplementos de hierro. Sin embargo, consulta a un médico si experimentas heces negras y alquitranadas, con vetas rojas; si tienes cólicos abdominales o dolores abdominales agudos.
  • Mantén los suplementos de hierro fuera del alcance de los niños y las mascotas. Ponte en contacto con control de envenenamiento o a la sala de emergencias de inmediato si los niños o las mascotas ingieren accidentalmente los suplementos de hierro.
  • Ponte en contacto con tu médico si los remedios caseros no alivian los síntomas del estreñimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por rose kivi | Traducido por mariana nonino