Cómo evitar erupciones en las axilas por afeitar la zona

La piel en la zona de las axilas es muy sensible, lo que la hace susceptible a erupciones al afeitrarlas. El cuidado adecuado de la piel antes y después de la afeitada, así como el uso correcto de la máquina de afeitar, pueden disminuir las posibilidades de desarrollar erupciones en las axilas.

Máquina afilada y limpia

Lo más probables es que una máquina de afeitar desafilada cause arañazos, cortes y erupciones en tus axilas que una nueva y afilada. Una máquina de afeitar afilada te da una afeitada más limpia, ayudando por lo tanto a disminuir las posibilidades de erupciones. Cambia la hoja de tu máquina o tira las desechables cuando se desafilen. Si la máquina tira o se engancha en la piel, debes reemplazarla. Además cambia la hoja si notas manchas de óxido en ella. En un artículo de la revista "O", el Dr. Jeffrey Benabio afirma que una hoja de afeitar que se deja en la bañera o ducha mojadas a menudo está expuesta a bacterias, que pueden producir bultos rojos en la piel después de afeitarla. El artículo también dice que los dermatólogos recomiendan tirar la hoja de afeitar después de pocos usos.

Preparar la zona

Antes de que la hoja de afeitar toque la piel de las axilas, prepárala para afeitarla. La revista "Woman's Day" sugiere esperar hasta el final de la ducha para afeitarte, debido a que el vello estará más blando y fácil de eliminar. Lava muy bien la zona con jabón y agua tibio para eliminar los restos de desodorante u otros productos para el cuidado de la piel. Asegúrate de que la zona de las axilas esté mojada, y enjabona con una copiosa cantidad de gel o crema de afeitar para crear una barrera entre la hoja de afeitar y la piel. Si eres propensa a las erupciones al afeitar las axilas, escoge un gel para afeitar para piel sensible.

Afeitada correcta

Cuando hayas enjabonado la zona con gel para afeitar, no tomes inmediatamente la hoja y comiences a afeitar. En su lugar, levanta un brazo a la vez por detrás y haz que tu mano llegue a tocar tu cuello. Esto mantendrá la zona de las axilas plana y hará que la afeitada sea más limpia, disminuyendo la posibilidad de erupciones. Afeita con movimientos hacia arriba y evita presionar mucho la hoja cuando lo haces; esto puede irritar la piel y producir erupciones. Enjuaga muy bien la zona para quitar el exceso de gel y vello una vez que hayas terminado de afeitarte. Nunca afeites las axilas secas; esto aumenta las posibilidades de irritación y erupciones.

Cuidado posterior

Seca muy bien las axilas con una toalla limpia y suave inmediatamente después de enjuagar la zona. Luego deja secar al aire algunos minutos más antes de aplicar desodorante, lociones u otros productos para el cuidado de la piel. Si tienes una erupción debajo de los brazos, evita afeitarte nuevamente en esa zona hasta que ésta haya sanado por completo. Puedes colocar hamamelis en la zona para ayudar a curar la erupción, o aplicar una crema con hidro cortisona, siguiendo las instrucciones del fabricante para esta última.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por maria eugenia gonzalez