Cómo evitar los eructos por comer pepino

Los pepinos son una fruta refrescante que se puede disfrutar cruda en ensaladas, sándwiches o sola. Muy bajos en calorías, los pepinos están libres de grasa y colesterol. Sin embargo, algunas personas experimentan trastornos gastrointestinales en algunas variedades de pepinos, debido a una sustancia amarga llamada cucurbitacina. Entre más amargor contenga el pepino, más probable es que experimentes ese malestar digestivo conocido como eructo. Al elegir las semillas de pepino correctas y cultivarlos de una manera diferente, puedes controlar algo de su amargor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Semillas

  1. Visita tu tienda de jardinería o ve de compras en línea para encontrar las semillas de pepino correctas, o utilizar semillas de un pepino ya crecido. Ciertos tipos de semillas de pepino tienen menos cucurbitacina y sabor menos amargo.

  2. Compra nuevas variedades híbridas de semillas de pepino. Estas semillas son a menudo etiquetadas como "cero eructos". Estos híbridos tienden a ser mucho menos amargos.

  3. Usa las variedades asiáticas de las semillas híbridas sin eructos en lugar de los tipos estadounidenses, si están disponibles. Según un estudio publicado en el 2000 en "Hort Technology", los pepinos asiáticos son mucho menos "eructables" que cualquier tipo de pepinos estadounidenses. Éstos últimos tenían una puntuación media de 3,0 a 3,5 en la escala de eructabilidad, mientras que los pepinos asiáticos tuvieron una puntuación media de 0,5 a 1,0 en dicha escala.

    Cultivo

  1. Planta tus pepinos en un espacio con mucha luz natural. Evita lugares fríos o con sombra. Aplica una capa de mantillo, como corteza y paja, para ayudar a conservar la humedad y evitar las malas hierbas.

  2. Proporciona humedad uniforme a tus plantas de pepino. Riega los pepinos, proporcionando de 1 a 1 y 1/2 pulgadas (2,5 a 7,5 cm) de agua durante la época seca para evitar que los pepinos causen eructos.

  3. Corta donde termina el tallo antes de consumir tus pepinos. Pela la piel con un cuchillo o pelador de verduras. La piel normalmente contiene la mayor parte de la sustancia que hace eructar en los pepinos.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por mayra cabrera