Cómo evitar el cansancio al correr

Correr es un gran ejercicio porque quema muchas calorías rápidamente. Una persona de 150 libras quemará 749 calorías durante una hora de correr a un ritmo de 9 millas. Pero, correr por un período prolongado de tiempo puede ser fatigoso. Desafortunadamente, no hay solución rápida para este problema. Condicionar es la única forma de poder correr por más tiempo sin cansarse. Prepara un plan y síguelo. A medida que mejores tu estado y tu cuerpo se acostumbre a correr, encontrarás que puedes correr más sin cansarte.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Calzado para correr
  • Ropa de ejercicios
  • Sostén deportivo

Instrucciones

  1. Planea un programa para correr. Asegúrate de programar tu tiempo de correr en tu semana. Cuando comiences, deberías apuntar a hacer 30 minutos 3 a 5 veces por semana.

  2. Comienza despacio. No exageres al principio porque esto puede llevar a lesiones. Corre por 20 minutos, 3 veces por semana.

  3. Corre cada vez más una vez que te sientas cómodo con correr por 20 minutos, tres veces a la semana.

  4. Camina si te sientes cansado. Dado que sobre-esfuerzo es la principal causa de las lesiones de correr, necesitas tener cuidado de no exigirte demasiado. Si sientes dolor, detente y camina.

  5. Respira despacio y profundamente. Cuando estés corriendo, deberías estar trabajando duro y sentirte cansado, pero todavía deberías poder mantener una conversación.

  6. Estira luego de correr. Tus piernas estarán cansadas cuando estés comenzando el programa de entrenamiento, pero a medida que tu cuerpo se acostumbre a usar esos músculos, el dolor disminuirá.

  7. Varía tu velocidad. El entrenamiento de intervalos implica alternar entre trabajar muy fuerte, y recuperarse. Aumenta tu resistencia al alternar entre correr muy rápido por 30 segundos, y luego trotar por 1 minuto. También, haz una corrida corta pero a velocidad un o dos veces por semana.

  8. Evita correr cuesta arriba si te sientes increíblemente fatigado o adolorido. Pero, si tienes energía, correr cuesta arriba fortalecerá tus piernas, lo cual te ayudará a correr distancias más largas sin cansarte.

Más galerías de fotos



Escrito por chris callaway | Traducido por lautaro rubertone