Cómo evitar los calambres en el estómago al correr

Los calambres en el estómago al correr pueden resultar dolorosos e inducirte a la distracción. Puedes percibir un dolor agudo en el abdomen, o la molestia podría estar localizada más arriba, por lo general del lado derecho bajo las costillas; en este caso se la conoce como "puntada en el costado". De acuerdo con military.com, el movimiento de empuje que se lleva a cabo al correr causa que el estómago y otros órganos colisionen de manera brusca, lo cual provoca el estiramiento doloroso de los tejidos conectivos. Por fortuna, existen maneras de aliviar y superar el dolor, así como también de incrementar las posibilidades de prevenir los calambres de estómago. Rice University Extension menciona que los síntomas gastrointestinales progresivos y severos pueden ser signos de una afección más seria; consulta a tu médico si el dolor persiste.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Agua o bebida deportiva que contenga menos del 10 por ciento de glucosa
  • Botella o cantimplora

Instrucciones

  1. Sal a correr tiempo después de que hayas comido.

    Programa tu salida a correr al menos dos horas después de que hayas comido; cuatro horas sería aún mejor. Si planeas una carrera competitiva o de larga distancia, Rice University Extension advierte acerca de ingerir demasiada fibra el día anterior, o en la mañana de la carrera. Marathon Training sugiere que, en el caso de sufrir diarrea provocada por la carrera, el corredor debería revisar los alimentos ingeridos hasta 12 horas antes de la carrera con el fin de identificar el problema; los alimentos con elevado contenido de fibras tales como las ensaladas y los cereales con frecuencia son los culpables. No bebas grandes cantidades de agua antes de una carrera; semejante cantidad de líquido derramado en tu estómago puede inducir y agravar los calambres estomacales. Luego del entrenamiento, deberías volver a hidratarte por completo.

  2. Bebe pequeñas cantidades de líquido.

    Mantén la ingesta de líquidos limitada a cantidades pequeñas y regulares con el objeto de evitar la deshidratación. Military.com advierte que la deshidratación es una causa común de calambres estomacales al correr, en especial si corres por más de media hora, o en un clima caluroso. Rice University está de acuerdo, y agrega que la deshidratación al correr puede provocar calambres intestinales, dolor de estómago y náuseas. Bebe líquidos en pequeñas cantidades, tales como un par de sorbos, antes y durante el entrenamiento. Tanto el agua común como el Gatorade u otras bebidas deportivas constituyen una buena opción. De acuerdo con Rice University, tu bebida deportiva debería contener menos del 10 por ciento de glucosa, ya que el organismo absorbe mejor este tipo de bebidas. Marathon Training menciona que la deshidratación puede evolucionar hasta una situación que ponga la vida en peligro, y en consecuencia recomienda hidratarse y nutrirse de manera apropiada antes y después de correr.

  3. Disminuye el ritmo por varios minutos si te afecta un calambre estomacal.

    Disminuye el ritmo por varios minutos si te afecta un calambre estomacal, y respira de manera profunda y regular. Military.com recomienda inhalar durante tres pasos, y empujar el estómago hacia afuera mientras lo haces; luego exhalar durante dos pasos, mientras relajas el estómago.

Consejos y advertencias

  • Estirar los músculos de manera adecuada antes de correr puede ayudarte a evitar los calambres estomacales.
  • Military.com aconseja realizar giros laterales de torso, y sugiere levantar los brazos sobre la cabeza mientras inclinas la cintura hacia la izquierda y hacia la derecha.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por sofia elvira rienti