Cómo evitar que la bisutería se decolore

La bisutería provee brillo a un costo más bajo que los metales preciosos y gemas reales pero, sin el cuidado apropiado, las joyas de imitación se pueden decolorar y perder su brillo. Además de perder y cambiar el color, la bisutería es más susceptible a abolladuras y manchas. Trata tus piezas de imitación favoritas con el mismo amor y cuidado que si fuera una pieza real y podrás mantenerlas brillantes durante años. Una combinación de mantenimiento, limpieza y almacenamiento regular ayudará a preservar tu inversión en accesorios.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Tazón
  • Jabón líquido con pH balanceado
  • Limpiador de vidrios
  • Paño de microfibra
  • Papel anti-deslustre
  • Contenedor con tapa
  • Alhajero
  • Bolsa suave

Instrucciones

    Limpiar y mantener las joyas

  1. Llena un tazón con agua tibia y jabón líquido con pH balanceado. Evita limpiadores que contengan alcohol, ácido, vinagre o amoníaco. Estos químicos pueden generar óxido y dañar las piezas.

  2. Deja en remojo las joyas en el tazón por unos minutos. Si limpias joyas antiguas con dorso de aluminio y diamantes de imitación, no las pongas en remojo. En el caso de los diamantes de imitación, atomiza limpiador de vidrios sobre un paño seco. Limpia las joyas con diamantes de imitación con el paño.

  3. Seca las joyas con un paño de microfibra. Las toallas gruesas de algodón pueden engancharse en las joyas que poseen puntas o soportes. Las joyas deberían estar completamente secas antes de guardarlas.

    Guardar joyas de imitación

  1. Forra un contenedor con papel anti-deslustre.

  2. Coloca las joyas en un contenedor con tapa, como un alhajero. No guardes varias joyas en un contenedor. Esto puede causar deslustre y decoloración. Una bolsa suave puede ser un buen contenedor para las joyas.

  3. Mantén la tapa cerrada en los alhajeros cuando no se usen. Protege las joyas del polvo y mantenlas lejos del sol directo. Examina las joyas antes de usarlas y verifica si tienen puntas rotas o les faltan piedras. Repara las joyas dañadas para evitar futuros daños.

Consejos y advertencias

  • Cuando te desvistas, quítate primero las joyas.
  • Cuando te vistas, ponte las joyas al último para evitar el contacto innecesario con perfume, loción o laca.
  • No limpies la bisutería con bicarbonato de sodio. Este producto es demasiado abrasivo para las joyas de imitación.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por silvina ramos