Cómo evitar que los bebés se ahoguen cuando beben del biberón

Es aterrador observar a tu bebé ahogándose y luchando para respirar después de tomarse el biberón. Según MayoClinic.com, los pequeños suelen ahogarse o atragantarse debido a que sus vías respiratorias son muy pequeñas, o posiblemente por una condición médica subyacente, como un trastorno para tragar o retraso en el desarrollo. Si tu bebé es propenso a ahogarse, entonces es momento de volver a lo básico y asegurarte de estar alimentándolo bien. No hacen falta tetinas especiales o biberones costosos para evitar que tu bebé se ahogue.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tetina adecuada para la edad
  • Chupón

Instrucciones

  1. Une una tetina al biberón que esté recomendada para la edad de tu bebé. Revisa la etiqueta que trae para ver el rango de edades recomendadas. Según la Red Nacional para el Cuidado Infantil, la leche en fórmula o materna debería fluir a través del agujero a una velocidad de una gota por segundo. Si fluye con más rapidez o si hay una grieta en la tetina cerca de la punta, reemplázala antes de alimentar a tu bebé.

  2. Sostén al bebé de modo que su cabeza esté un poco elevada y recta. No permitas que incline la cabeza en ninguna dirección. Deja que la tetina se llene de leche antes de ofrecerle el biberón. También se recomienda sostener el biberón a un ángulo recto.

  3. Coloca la tetina contra los labios del bebé y deja que él la oriente y la mueva cómodamente dentro de su boca. Obsérvalo a medida que bebe la fórmula. Si comienza a atragantarse, es signo de que el flujo es muy fuerte, lo que podría causar que el bebé se ahogue. Si eso ocurre, reemplaza la tetina con una que fluya a la velocidad correcta.

  4. Sigue alimentando al bebé; procura que su cabeza no esté inclinada y esté levemente elevada. Si empieza a ahogarse o atragantarse, saca la botella de su boca de inmediato y siéntalo despacio. Deja que la leche pase por su garganta antes de seguir alimentándolo.

  5. Observa indicios de que el bebé está lleno. Si deja de chupar la tetina o escupe la fórmula o la leche, entonces retírala de su boca. Si no la sacas la boca del bebé podría llenarse de leche, lo que puede llevar a que se ahogue.

  6. Saca la tetina de la boca del bebé si se duerme cuando estás por terminar de alimentarlo. Si sigue chupando, AskDrSears.com recomienda dejar que el bebé se tranquilice permitiéndole chuparte el dedo. También le puedes dar un chupón para ese propósito.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por laura guilleron