Cómo evitar que los adolescentes se vayan de fiesta en exceso

No es raro que rápidamente, los adolescentes hayan cambiado las fiestas con globos y pastel por las enormes reuniones que incluyen drogas y alcohol. De acuerdo con el National Institute of Alcohol Abuse and Alcoholism (Instituto Nacional para el Combate del Alcoholismo y el Abuso de Bebidas Alcohólicas de los Estados Unidos), los adolescentes que beben en exceso están en riesgo de desarrollar problemas académicos y de involucrarse en accidentes automovilísticos graves. Además de que se arriesgan a enfrentar las posibles consecuencias legales que acarrea el consumo descontrolado de alcohol, los jóvenes también son más propensos a involucrarse en asuntos de índole sexual sin protección y a ser víctimas de delitos violentos cuando están intoxicados. Toma medidas para evitar que tu hijo adolescente se vaya de fiesta de forma desmedida y para reducir los riesgos asociados con las drogas y el alcohol.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

    Establece tus expectativas

  1. Mantén a tu hijo al tanto sobre los peligros de ir de fiesta sin control. Discutan juntos los problemas potenciales que se relacionan con el hecho de que los jóvenes menores de edad beban sin medida y usen drogas.

  2. Fija reglas claras en cuanto a lo que se refiere al tema de asistir a las fiestas. Dile a tu hijo lo que esperas que haga si las personas comienzan a beber o usar drogas cuando está dentro de un grupo.

  3. Establece una hora de llegada y deja que tu hijo enfrente las consecuencias de no estar en casa a tiempo o no comunicarse contigo cuando se le haga tarde.

  4. Revisa el estado de tu hijo cuando llegue a casa. Dedica unos minutos para hablar con él de modo que te asegures de que no parezca estar bajo la influencia de alcohol o drogas.

    Fomenta las actividades saludables

  1. Familiarízate con los amigos de tu hijo adolescente y con sus padres. Habla con los adultos acerca de sus políticas con respecto a las fiestas y sobre sus métodos de supervisión relacionados con el uso de sustancias. No permitas que tu hijo vaya a lugares sin supervisión o a los hogares donde los padres permiten que sus adolescentes consuman ciertas sustancias.

  2. Monitorea las actividades de tu hijo adolescente cuando tenga invitados y amigos. Deja que tenga privacidad, pero asegúrate de que las actividades que realizan no involucren drogas o alcohol.

  3. Fomenta actividades que no fomenten el consumo de alcohol, como los deportes o las actividades comunitarias. La participación en actividades saludables reduce las oportunidades para que los chicos se vayan de fiesta continuamente.

    Brinda un modelo de comportamiento saludable

  1. Consume alcohol con moderación y discute la diferencia entre que esto se lleve a cabo por adultos y por adolescentes.

  2. Sugiéreles a tus hijos algunas formas saludables de lidiar con el estrés. En lugar de recurrir a una bebida fuerte luego de un día estresante, invítalo a ejercitarse, a escuchar música, a hablar con un amigo o a encontrar otra forma saludable de lidiar con sus emociones.

  3. Muéstrale cómo pasar un buen rato con sus amigos sin necesidad de usar sustancias prohibidas o alcohol. Participa en actividades con compañeros que no impliquen ir de fiesta para demostrar a tu hijo que hay muchas formas saludables y seguras de divertirse.

Más galerías de fotos



Escrito por amy morin | Traducido por pei pei