¿Cómo evitar que los adolescentes usen lenguaje peyorativo?

Aunque el dialecto de los adolescentes cambia entre una generación y la siguiente, el lenguaje peyorativo permanece. Los padres necesitan enseñarle a sus hijos que aunque ese lenguaje tal vez pueda ayudarlos a encajar entre sus compañeros, también causa una pésima impresión acerca de su personalidad. Esta es una lección que tu hijo debe aprender antes de volverse un adulto.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Explica el efecto negativo que el lenguaje peyorativo puede tener en tu hijo. Si continua haciendo este tipo de comentarios y se convierte en un adulto que también los hace, estará dando una imagen poco favorecedora de sí mismo a los demás. Aunque los adolescentes pueden ser intimidados por compañeros que usan insultos raciales o étnicos como forma de controlar a los demás, los adultos con que se encuentre podrían ser muy diferentes. Dile a tu hijo que la mayoría de los lugares de trabajo tienen políticas contra el uso de lenguaje molesto o despectivo. Éste puede hacerlo perder el empleo y manchar su historial laboral.

  2. No uses lenguaje peyorativo. Este es uno de los más poderosos ejemplos que tu hijo adolescente llegará a tener. Tal vez no creas que él escuche lo que dices, pero tu hijo está observando atentamente tus respuestas. ¿Tiendes a hacer comentarios negativos acerca de ciertos grupos de personas en tu vecindario? ¿Haz hablado acerca de las creencias religiosas o no religiosas de una persona de una forma sarcástica y despreciativa? Es fácil pasar por alto estas tendencias en uno mismo, pero ellas podrían estarle transmitiendo a tu hijo que está bien hablar de forma maliciosa.

  3. Enfatiza que el lenguaje peyorativo puede ser considerado una forma de acoso. Dile a tu hijo que si hace comentarios despectivos a alguien con la intención de humillarlo debido a su raza, género u origen étnico, entonces está practicando el acoso verbal. Trata de hacer que tu hijo piense acerca de cómo se sentiría si el fuera objeto de este tipo de lenguaje.

  4. Cita ejemplos de reacciones extremas que en parte fueron provocadas por el lenguaje peyorativo. Lamentablemente, muchos episodios de violencia escolar y suicidio adolescente pueden asociarse con el acoso físico, emocional y cibernético. Aunque otros factores pudieran estar en juego, dile a tu hijo que las palabras de odio tienen un poderoso efecto duradero.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hollowell | Traducido por alejandro cardiel