Cómo evitar que los adolescentes tengan citas serias

Los padres se sienten a menudo incómodos con la idea de las citas en serio en la adolescencia, sobre todo cuando se trata de adolescentes. De hecho, es posible que prefieras que tu hijo pase todo su tiempo centrándose en sus estudios en vez de pensando en el sexo opuesto, pero no es práctico pensar que se puede insistir en eso. En cambio, lo que puedes hacer es explicarle a tu hijo que no quieres que tenga citas serias, y luego establecer algunas reglas para fomentar sólo las citas casuales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Permite a tu hijo tener citas sólo en grupo, aconseja el Dr. Phil McGraw, profesional de salud mental y orador en un programas de entrevistas. Ser demasiado restrictivo y no permitir que tu hijo adolescente tenga un margen de maniobra puede conducir a la rebelión. Al permitirle ir a citas de grupo, estás reduciendo el riesgo de rebelión, porque todavía estás dándole la oportunidad de socializar con el sexo opuesto de manera ocasional.

  2. Anima a tu hijo a participar en actividades extracurriculares después de la escuela, como deportes o clubs. Si no hay nadie en casa después de la escuela, las actividades escolares supervisadas evitarán la tentación de llevar a casa una "cita", después de la clase. Por otra parte, según el sitio web KidsHealth, es menos probable que usen drogas o alcohol si participan en actividades después de la escuela. Además, explorar nuevos intereses a través de actividades extracurriculares puede conducir a una mayor autoestima, que a su vez puede hacer que tu hijo sea menos propenso a buscar la aceptación del sexo opuesto. También debes explicarle que los oficiales de admisión de universidades consideran a los adolescentes que participan en actividades extracurriculares y bien diseñadas, lo que ayuda con la aceptación por parte de la universidad.

  3. Abre la puerta a la comunicación saludable hablando de sexo con tu hijo. Asegúrate de que sabe que puede contar contigo en cualquier momento con cualquier pregunta o preocupación que tenga sobre el sexo o sobre cualquier otra cosa. Según el Dr. Phil, cuanto más hables con tu hijo sobre el sexo, menos probable es que participe en el acto.

  4. Establece una regla familiar que diga que la puerta del dormitorio de tu hijo debe permanecer abierta cuando vengan amigos varones de visita. No permitas que tu hijo ignore o negocie con esta regla. Si puedes, evita que lleve a alguien del sexo opuesto a su habitación. Por ejemplo, anímale a que se entretenga en la sala de estar o en otra habitación designada para ver la televisión o jugar juegos de vídeo. Puedes hacerte el discreto quedándose fuera de la habitación, pero insiste en que los adolescentes permanezcan en un lugar público.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por beatriz sánchez