Cómo evitar que un adolescente se sienta como un perdedor

En un mundo de chicos peleones y de chicas malas, la escuela secundaria puede ser abrumadora para los adolescentes. Aunque cada adolescente puede en ocasiones sentirse como un perdedor, no es normal que se sienta siempre como tal. Según el sitio web Psych Central, algunos signos de depresión en adolescentes son una tristeza frecuente, baja autoestima y disminución del interés en las actividades. Los padres deben intervenir en su favor. Si tu hijo adolescente no tiene amigos, no está sobresaliendo en cualquier clase o a menudo se siente como un extraño, puedes ayudarle a aumentar su autoestima.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Habla con tu hija adolescente. Si no tienes una relación cercana con tu hija adolescente, podría ser imposible obligar a tener una. Sin embargo, puedes abrir lentamente las líneas de comunicación con tu hija tratándola como un adulto joven. Aunque nunca debes imponer asuntos de adultos en una adolescente, puedes pedir su opinión sobre los asuntos del hogar. Por ejemplo, pregúntale lo que piensa sobre el barrio en el que vives, si el sótano debería ser pintado o si es adecuado o no tener una venta de garaje. Si valoras la opinión de tu hija, se sentirá más segura de quién es como individuo.

  2. Admira las habilidades de tu hija o de su ética de trabajo. Aunque tu hija adolescente podría sentirse incómoda al aceptar el reconocimiento por sus esfuerzos o logros, es esencial hacerle saber lo mucho que te sientes orgulloso de ella. No permitas que tu hija se derrumbe cuando falle. Por ejemplo, si practicó durante tres semanas previas al seguimiento de las pruebas, pero no pudo calificar para entrar en el equipo, puedes felicitarla por haber hecho su mejor intento. Anímala a estar orgullosa de sí misma también.

  3. Asesora a tu hija adolescente a participar en más eventos. Ayúdale a cultivar sus talentos al sugerirle que se una a los clubes y a las actividades en la escuela. El desarrollo de habilidades permitirá que tu hija desarrolle aún más su identidad. Si tu hija se siente como una perdedora debido a su estatus social en la escuela, sugiérele que se inscriba en actividades fuera de la escuela, como el teatro de la comunidad, clases de baile o un curso de escritura adolescente. Si desarrolla los intereses y forma relaciones con otros jóvenes, probablemente se sentirá mejor consigo misma. A medida que su autoestima mejore, podrá sentirse más fuerte cuando se enfrente a los desafíos de la escuela secundaria.

  4. Critica constructivamente. Debido a que tu hija podría estar susceptible a la hora de la crítica, siempre debes evitar las pequeñeces. Sin embargo, si tienes una sugerencia que podría ayudar a tu hija a crecer, formar mejores relaciones con sus compañeros o sentirse mejor consigo misma, comparte tus pensamientos con tu hija adolescente. Siempre ten en cuenta que cualquier crítica debe ser utilizada como herramienta de estímulo positivo.

  5. Observa de cerca a tu hija. Si ves cualquier signo de depresión, debes actuar. Habla con su consejero de la escuela y los profesores y aprende más sobre el comportamiento de tu hija en la escuela. Después de hablar con tu hija, organiza una consulta con un terapeuta y con el proveedor de salud para explorar la condición de tu hija. Si tu hija está deprimida, puede continuar con el tratamiento recomendado, como la psicoterapia, medicación o tratamiento de soporte de su proveedor de salud, para ayudar a tu hija a lidiar con sus sentimientos.

Más galerías de fotos



Escrito por cooper veeris | Traducido por enrique pereira vivas