Evitando que un niño mayor intimide a su hermana pequeña

Tu hijo era el centro del universo para todos, hasta que su hermana llegó a casa. La rivalidad y los celos son sentimientos naturales y muy comunes durante los primeros años de un niño, aunque resulta bastante comprensible que los padres se preocupen de que la conducta de su hijo haya cruzado la línea y se haya convertido en acoso (bullying) e intimidación. Un pediatra también puede ayudarte a determinar por qué tu hijo mayor está acosando a su hermana pequeña.

Razones subyacentes al comportamiento abusivo y acosador

Hay muchas razones por las que tu hijo pueda estar proyectando su enojo en su hermana pequeña. La disputa por la atención, los regalos o la pelea por los juguetes podrían ser las causas más comunes, explica la American Academy of Pediatrics. Un niño frustrado también puede optar por canalizar su malestar en un hermano más joven que parece ser un blanco fácil, sugiere PBS Kids, un sitio especializado en desarrollo infantil. Intenta llevar un registro de las circunstancias que rodean la actitud acosadora de tu hijo. ¿Acaso el niño se vuelve más agresivo cuando está cansado o con hambre, o sólo se dedica a molestar e intimidar a su hermana después de que ella recibe la atención de los demás?

Abordando las necesidades de tu hijo

Crea un punto de balance pasando tiempos equivalentes con cada uno de los niños cada día, recomienda la American Academy of Pediatrics. Muéstrale a tu hijo mayor que es un miembro de la familia valioso e importante y comienza a darle responsabilidades de "hermano mayor", como puede ser mostrar a su hermana pequeña cómo jugar con sus juguetes. Aprovecha la oportunidad de elogiar a tu hijo por el trabajo bien hecho, ya sea cuando recoja sus juguetes o cuando juegue amablemente y sin pelear con su hermana, recomienda el National Center for Infants, Toddlers and Families. Una rutina de sueño consistente y algunos bocadillos saludables, también pueden calmar al niño que se pone nervioso y agresivo cuando está cansado o con hambre.

Dando forma a una buena conducta

Los niños pequeños no se dan cuenta de que están siendo demasiado duros o crueles con un hermano menor. Trata de modelar la forma en que tu hijo mayor trata a su hermana pequeña, explicándole por ejemplo, que debe compartir los juguetes con ella, apunta el sitio web especializado en desarrollo infantil Ask Dr. Sears. Cuéntale cómo su buen comportamiento te hace sentir. Comunicar tus expectativas de manera clara también puede ayudar al niño a determinar los límites cuando convive con su hermana pequeña. Si ves que empuja a la niña, tú debes decirle: "En esta casa no nos empujamos unos a otros. Si estás enojado, ven conmigo para que te ayude arreglar el problema". Envía luego a tu hijo a que se tome un minuto de tiempo fuera por cada año de edad. Esta puede ser la consecuencia inmediata que deba afrontar por no tratar a su hermana amablemente.

Ayuda adicional

Algunos niños pequeños pueden continuar tratando mal a una hermana menor. Este comportamiento puede ser algo que tu hijo ha aprendido a partir de ver cómo interactúan otras personas dentro de la familia. Es posible que un pediatra te haga algunas preguntas sobre el niño y el entorno familiar antes de que lo refiera con un especialista en comportamiento, apunta KidsHealth. Un especialista en comportamiento puede ser capaz de determinar si el niño sufre una condición que esté causando un comportamiento agresivo, sugiere la American Academy of Pediatrics.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por pei pei