¿Evitando ciertos alimentos puedes evitar la diabetes?

La diabetes, médicamente conocida como diabetes mellitus, es una condición crónica que afecta la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa o azúcar en la sangre. Aunque la diabetes tipo 2 y gestacional pueden prevenirse, la tipo 1 no se puede evitar, ya que es genética, según la National Diabetic Association. Los que llevan estilos de vida de alimentación poco saludables y tienen sobrepeso están en mayor riesgo de padecer diabetes. Las personas que están en situación de riesgo para la enfermedad pueden cambiar sus hábitos alimenticios como un posible medio de la prevención.

Grasas saturadas

Las grasas saturadas se encuentran en la leche entera, la mantequilla, las carnes rojas y otros alimentos fritos o elaborados. También son conocidos por elevar los niveles de colesterol en la sangre y aumentar el riesgo de diabetes, accidente cerebrovascular y ataque cardiaco. Una dieta sana, saludable para los diabéticos debe contener no más del 7% de grasas saturadas de las calorías diarias, de acuerdo con la American Diabetes Association. Para evitar las grasas saturadas, sustituye los productos de leche entera con leche de soya baja en grasa o leche baja en grasa. Utiliza pequeñas cantidades de aceite de oliva, que se hace de grasas no saturadas, en lugar de mantequilla. Además, los quesos bajos en grasa son adecuados como una alternativa a los quesos de alto contenido graso. Los ingredientes tales como los de bajo contenido de grasa vegetal y el hummus son ingredientes alternativos en lugar del queso también. Por último, al cocinar, elige métodos bajos en grasa, como horneados, asados a la parrilla o al vapor usando un aerosol de cocina saludable para el corazón o antiadherente en lugar de cocinar los alimentos en mantequilla o palma o aceite de maíz.

Carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados se definen como alimentos desarrollados a partir de granos que han perdido el valioso nutriente durante el procesamiento de alimentos. El consumo de alimentos y bebidas tales como el arroz blanco, bebidas azucaradas, pasteles y pan blanco enriquecido puede aumentar la ganancia de peso y potencialmente dar lugar a la diabetes, de acuerdo con la Harvard School of Public Health. Para mantenerte al margen de la diabetes, limita o evita los alimentos ricos en azúcares simples, como el jarabe de maíz, el azúcar moreno y el azúcar de caña, y los alimentos de harina blanca. Los alimentos ricos en carbohidratos enriquecidos deben sustituirse por equivalentes de granos enteros y frutas frescas. En la compra de alimentos como el arroz, galletas, pasta, cereales y pan, verifica las etiquetas para asegurarte de que los granos enteros son el ingrediente principal.

Grasas trans

Las grasas trans se desarrollaron mediante la adición de aceites vegetales con hidrógeno para producir una grasa de mayor duración. Al igual que las grasas saturadas, las grasas trans elevan el riesgo de diabetes, la obesidad y las enfermedades del corazón en una persona. Los ingredientes que contienen grasas trans incluyen la margarina, manteca y aceites parcialmente hidrogenados o hidrogenados. Los alimentos tales como donas, papas fritas procesadas, galletas y otros aperitivos a menudo contienen cantidades poco saludables de grasas trans. Para limitar el riesgo de la diabetes y el consumo de este tipo de grasas, consume una dieta basada en alimentos naturales como el pescado, legumbres, carne de ave magra, verduras, frutas y granos enteros, según la American Diabetes Association. Para mejores resultados, mantén los alimentos procesados ​​y ricos en grasa fuera de tu lugar de trabajo o en el hogar y compra alimentos saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por lee francis | Traducido por verónica sánchez fang