¿Las evaluaciones ENT son buenas para niños con retrasos en el discurso?

Desde el momento que nace tu hijo, anticipas sus primeras palabras. Acurrucas a tu bebé, esperando ansiosamente escucharlo balbucear "mamá" o "papá". Esperas el día cuando pueda decirte qué quiere con palabras, en lugar de gritar o sacar cosas del armario. Para algunos niños, estas primeras palabras tan anticipadas llegan más tarde. Existen muchas razones por las que un niño podría tener un retraso en el discurso, pero una visita a un otorrinolaringólogo (ENT) puede asegurarse de que esté escuchando lo mejor posible.

Discurso y audición

El discurso está estrechamente relacionado con la audición. Los niños que no oyen bien por lo general tendrán problemas para aprender a hablar, porque aprenden imitando el discurso que escuchan. La mayoría de los recién nacidos son controlados para encontrar problemas de audición congénitos cuando nacen, pero otros problemas pueden desarrollarse durante los años de la infancia, dice KidsHealth. Los niños con un historial de infecciones del oído o fluido en los oídos pueden beneficiarse de un examen ENT para descartar potenciales problemas de audición, como también cualquier niño con un retraso en el discurso que no tenga un caso obvio.

¿Qué hace un ENT?

Un ENT examinará a tu hijo para encontrar signos de problemas de audición. Él tomará un historial médico incluyendo una historia de enfermedades. Buscará en las orejas de tu hijo signos de acumulación de fluidos o cera. Un ENT también puede ordenar o realizar una variedad de exámenes de audición. Algunos de estos exámenes son del comportamiento, como pedirle al niño que mire en la dirección de un sonido. Otras pruebas son psicológicas, lo que significa que miden la respuesta del cerebro y el sistema auditivo del niño.

Tratamientos para problemas de audición

El tratamiento para los problemas de audición depende de los problemas mismos. Si tu hijo tiene una acumulación de cera en sus oídos, el ENT limpiará la cerca y te mostrará cómo hacerlo en forma segura. Si tu hijo tiene un historial de infecciones del oído y la acumulación de fluidos está afectando su audición, el médico podría darle una medicación para secar el fluido u ordenar que se coloquen tubos de ventilación en sus oídos, informa Healthy Children. Estos tubos ayudarán a drenar el fluido y le permitirán oir claramente. Si la pérdida de audición de tu hijo se debe a un problema congénito, el ENT podría preescribir audífonos o remitirlo a un audiólogo.

Tratamientos para retrasos del discurso

Si tu hijo no se da vuelta por un sonido inesperado, balbucea sonidos a los 12 meses y dice palabras solas a los 15 meses, podrías querer que lo evalúe un logopeda. El logopeda podría recomendar terapia del discurso continua donde te enseñará maneras de ayudar a tu hijo a aprender a comunicarse. Si los problemas de audición contribuyen al retraso en el discurso, resolver estos problemas lo más pronto posible, ayudarán a tu hijo a escuchar mejor, para poder aprender a hablar.

Más galerías de fotos



Escrito por stacy zogheib | Traducido por paula ximena cassiraga