Etiqueta de pijamadas para los padres

Las pijamadas o fiestas de dormir son populares con los niños mayores y adolescentes especialmente; a veces, sin embargo, parece que no existen reglas claras sobre lo que es un comportamiento aceptable en una pijamada para niños y adultos. Es importante que todos, incluido los padres, sepan entender lo que está bien y lo que no cuando se trata de pasar la noche en casa de alguien más.

Asegúrate de que tu hijo esté preparado

Si mandas a tu hijo a una pijamada en casa de un amigo, asegúrate de que tiene todo lo que necesita para la noche, como su pijama, ropa para el día siguiente, cepillo de dientes y una bolsa de dormir si es necesario. Ofrece mandar algo con él para contribuir como unos pastelillos o una película para que la vea con sus amigos. Cuando la pijamada sea en tu casa, dile a la madre del otro niño lo que va a necesitar, aunque siempre es buena idea estar preparado. Asegúrate de tener un cepillo de dientes extra o una pijama limpia a la mano, en caso de que el niño olvide llevar algo.

Sé claro en tus expectaciones

Antes de que sea la pijamada, habla con el padre del otro niño. Asegúrate de que ambos concuerdan sobre la hora de llegada y de comienzo de la pijamada. Es difícil si esperas que el niño llegue a las 7 p.m. y que llegue a medio día; cuando la pijamada sea en tu casa, dile al otro padre lo que esperas, como si le darás de cenar o de desayunar a su hijo. Si la pijamada es en casa de otro niño y no sabes si le darán de cenar a tu hijo, dale de comer antes de que se vaya por si acaso.

Comportamiento aceptable

Habla con tu hijo sobre el tipo de comportamiento correcto durante las pijamadas. Si prefieres que los niños se queden en la sala y no que jueguen en el sótano o en las escaleras, por ejemplo, asegúrate de dejarlo claro. Cuando la pijamada comience, asegúrate de que los niños conocen las reglas de tu hogar para las pijamadas y lo que esperas de ellos. Habla también con tu hijo antes de que duerma en otra casa, explícale que representa a tu familia y que esperas que se comporte, pues debe acatar las reglas en el hogar de otro niño.

Enseñar a los niños

Para evitar problemas antes de que comiencen, enséñale a tu hijo ciertas reglas sobre pijamadas. Las pijamadas no pueden ser concertadas entre los niños, si tu hijo quiere tener una, debe preguntarte primero antes de invitar a su amigo. Si alguien invita a tu hijo a una, los padres del otro niño deben llamarte y aceptar antes de que tu hijo lo haga. Plantea las reglas con antelación, como no tener pijamadas en noches previas a clases, pues son eventos ocasionales y no algo que sucede cada fin de semana.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por diana i. almeida