En qué etapa los bebés pueden consumir fiambres

Del cuarto al sexto mes de vida, cuando la mayoría de los bebés ya comienzan ingerir alimentos sólidos, es un momento emocionante tanto para los padres como para los niños. El bebé no sólo puede participar de las comidas con el resto de la familia, sino que además puedes compartir con él tus platillos favoritos. Sin embargo, no todos los alimentos son aptos durante esta etapa y la mayoría de los bebés aún no estarán listos para probar aperitivos, como por ejemplo fiambres. Aunque pueden formar parte de una dieta infantil balanceada, es importante conocer las ventajas y desventajas de consumir fiambres.

Introducir

Es divertido que tu bebé pueda probar alimentos nuevos y ver cómo reacciona, pero es importante hacerlo en el momento adecuado. Es probable que el niño esté listo para consumir carnes a los 6 meses, pero el sitio web Medline Plus sugiere introducir este producto a los 8 meses de edad, aproximadamente. Mezcla las carnes con alimentos que el bebé ya haya aprobado. De esta manera, podrás detectar si sufre de alguna alergia alimenticia, ya que sabrás qué alimento es el factor desencadenante de la afección.

Preparación

La carne picada o cortada en trozos muy pequeños es la opción ideal para reducir el riesgo de asfixia cuando el niño comienza a probar este alimento. Corta los fiambres de la misma manera. HealthyChildren.org, el sitio web de la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría), recomienda cortar todos los alimentos, incluso las carnes, en trozos de 1/2 pulgada o más pequeños. Corta los fiambres con un cuchillo o simplemente con las manos limpias.

Cómo servir los fiambres

La primera vez que tu bebé vaya a consumir fiambres, sírvelos en varios trozos sobre la bandeja de la silla en donde el niño come o sobre un plato para que él pueda probar este alimento nuevo. Para que sea una comida balanceada, sírvelos con galletas saladas, queso, y frutas y verduras, todo en trozos pequeños. A medida que el bebé crece y comience a masticar los alimentos, puedes armar un emparedado con fiambres, queso y pan para el almuerzo. Mezcla embutidos cortados en cubos con pastas o sopa de verduras, o agrégalos sobre una pizza con queso.

Seguridad y nutrición

Si los cortas en trozos pequeños, los fiambres son seguros para la mayoría de los bebés. Sin embargo, no suelen ser la opción alimenticia más nutritiva. Mientras que el niño puede consumir estos aperitivos de vez en cuando, las carnes frescas son mucho más nutritivas. Aunque los fiambres contienen algunas proteína, vitales para el crecimiento y desarrollo adecuado del bebé, también contienen una gran cantidad de grasa, que contribuye con el aumento de peso en exceso y enfermedades cardíacas en el futuro. Además, suelen tener niveles elevados de sodio. Sirve los fiambres junto con trozos de pollo, carne de res, cerdo y pescado para obtener beneficios completos para la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por vanesa sedeño