Estructura muscular del pie humano

Los 20 músculos de los pies trabajan junto con las articulaciones para ayudarte a realizar una gran variedad de movimientos. Éstos incluyen la dorsiflexión, mover el pie hacia arriba; la flexión plantar, señalar con el pie hacia abajo; la abducción, girar los dedos de los pies hacia fuera; la aducción, girar los dedos de los pies hacia adentro; la inversión, dirigir tu pie interior hacia arriba; y eversión, dirigir la parte externa del pie hacia arriba.

Intrínsecos y extrínsecos

Los pies tienen dos tipos de músculos: extrínsecos e intrínsecos. Los músculos extrínsecos se originan a partir de los tres huesos de la pierna, en el fémur, la tibia y el peroné, que se insertan en los huesos del pie. Los músculos intrínsecos, localizados en el pie, ayudan a mover los dedos de los pies y soportar los arcos.

Músculos extrínsecos anteriores

Los cuatro músculos extrínsecos que corren a lo largo de la parte anterior de la pierna hasta la parte superior del pie son el tibial anterior, el extensor largo del dedo gordo, el extensor largo de los dedos y el peroneo tercero. Todos ellos contribuyen en la dorsiflexión y para caminar hacia adelante. El peroneo tercero se inserta en el dedo pequeño del pie para ayudar durante la dorsiflexión y la eversión.

Músculos laterales extrínsecos

Los músculos extrínsecos laterales, que corren a lo largo de la parte externa de la pierna, son el peroneo lateral largo y el peroneo lateral corto. El peroneo largo termina en la base del dedo gordo del pie, mientras que el peroneo lateral corto termina en la base del dedo pequeño. Estos dos músculos cruzan bajo la parte media del pie para crear un soporte. Este soporte mantiene los arcos, estabiliza el tobillo y ayuda a mantener el equilibrio.

Músculos extrínsecos posteriores

Los cinco músculos que corren a lo largo de la parte posterior de la pierna hasta la parte inferior del pie son el flexor largo de los dedos, el tibial posterior, el flexor largo del dedo gordo, los gemelos y el sóleo. El flexor largo de los dedos, el tibial posterior (que también forma parte del arco del pie) y el flexor largo del dedo gordo ayudan a los pies durante la flexión plantar, la inversión y actúan como soporte para el arco. El gastrocnemio y el sóleo, que forman parte de la pantorrilla, sirven como flexores plantares del tobillo.

Músculos intrínsecos

El extensor corto de los dedos se extiende desde abajo del exterior del tobillo para todos, excepto para el dedo del pie del bebé; trabaja con el extensor largo de los dedos durante la dorsiflexión. El resto de los músculos intrínsecos forman cuatro capas. La capa más profunda, los interóseos, de los cuales hay siete (cuatro dorsales y tres plantares), ayudan a caminar y a abrir los dedos de los pies . El flexor corto del pulgar en la tercera capa ayuda a la flexión plantar del dedo gordo. El aductor del dedo gordo mueve este dedo hacia adentro y el flexor corto del dedo pequeño ayuda en la flexión plantar. El cuadrado plantar (o flexor común accesorio de los dedos), en la segunda capa, trabaja con el flexor largo de los dedos. También en la segunda capa, los lumbricales ayudan a despegar del piso a los dedos de los pies para caminar. En la primera capa, el flexor breve de los dedos ayuda en la flexión plantar de los cuatro dedos más pequeños. El abductor plantar del dedo gordo flexiona y abduce el dedo gordo del pie y lo mantiene alineado mientras caminas. El abductor del meñique abduce el dedo pequeño del pie y apoya el arco lateral.

Más galerías de fotos



Escrito por lorraine shea | Traducido por sergio mendoza