Estreñimiento causado por intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa no causa estreñimiento, causa diarrea. El estreñimiento después de beber o comer productos lácteos es el resultado de la intolerancia a la proteína de la leche. Las dos enfermedades suelen confundirse con la otra, pero son muy diferentes en su causa. La intolerancia a la lactosa es un trastorno digestivo que se produce en el intestino debido a una deficiencia de las enzimas adecuadas, mientras que la intolerancia a la proteína de la leche es la incapacidad del sistema digestivo para procesar las proteínas, suero y caseína, encontradas en la leche de vaca.

Leche y estreñimiento

El estreñimiento de la leche está causado por intolerancia a la leche. La intolerancia a la leche no es alergia, que causa diarrea. La alergia a la leche es una hipersensibilidad del sistema inmune a las proteínas encontradas en la leche y no está directamente relacionada con el sistema digestivo. Es más común en niños y generalmente se acompaña de síntomas similares al eccema o al asma e infecciones del oído. La intolerancia a la proteína de la leche es el resultado de que el intestino no es capaz de digerir las proteínas en la leche. Esto hace que las heces se endurezcan y bloqueen de la capacidad del colon para expulsar los residuos.

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es similar en que es un trastorno digestivo, no a las proteínas encontradas en la leche sino al azúcar. La lactosa es un azúcar complejo que se encuentra principalmente en los productos lácteos. El azúcar es demasiado complejo para que el cuerpo lo absorba de manera natural. Se requiere la producción de la enzima lactasa para simplificar el azúcar en glucosa y la galactosa. Te faltará lactasa si eres intolerante a ella, lo que significa que tu cuerpo no puede digerir la lactosa totalmente. Esto resulta en hinchazón, gases, náuseas, cólicos y diarrea a las dos horas de consumir los productos lácteos.

Tratamiento para la intolerancia a la leche

El tratamiento más efectivo para la intolerancia a la proteína de leche es la eliminación de todos los productos de leche de tu dieta. La eliminación de productos lácteos de tu dieta puede resultar en una falta de calcio y vitamina D, que puedes solucionar a través de suplementos o comiendo alimentos que sean ricos en estos nutrientes. Habla con tu médico acerca de cambiar tu dieta antes de quitar los productos lácteos.

Tratamiento para la intolerancia a la lactosa

Puedes evitar de manera efectiva los síntomas de intolerancia a la lactosa tomando un suplemento de lactasa antes consumir productos lácteos. Algunas compañías lecheras hacen leche deslactosada añadiendo lactasa durante el proceso de fabricación. Usar estos productos evitará que se formen los síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por maria gloria garcia menendez