Estrategias para ayudar a niños con problemas de lectura

Para muchos niños, la habilidad de leer no se da naturalmente. La habilidad para leer se desarrolla de la habilidad de descifrar, de reconocer las palabras y de la comprensión de lectura. Los padres y profesores de los niños con dificultades para leer pueden ayudarlos a mejorar sus habilidades volviéndolos más familiares con los sonidos, el significado de las palabras y la fluidez mediante la práctica y moldeando el comportamiento de lectura. Para los niños que aún tiene dificultades, una evaluación con un especialista puede identificar los desafíos y problemas de aprendizaje.

Fonemas

Antes de que los niños aprendan a leer y entiendan palabras largas, deben saber fonética, la habilidad de leer sonidos individualmente dentro de una palabra. Los niños con problemas para leer no pueden identificar el ritmo de las palabras o sílabas; sus padres deben leer con ellos libros que se centren en el ritmo y deben motivar a los niños a jugar en la computadora juegos para mejorar sus habilidades fonéticas, como DaisyQuest y Daisy's Castle. Inventar rimas como "Nancy's naughty neighbor napped at noontime" también ayuda a los niños a identificar fonemas, según Reading Rockets.

Descifrar

La habilidad de pronunciar correctamente las palabras escritas es otra parte esencial del alfabetismo. Los niños con problemas de lectura se detienen en las palabras cuando leen porque no pueden pronunciarlas. Para mejorar la habilidad de descifrar palabras, haz que tu hijo escriba emails, cartas y notas a sus amigos y familiares; conforme escriba, haz que señale una letra, que diga su nombre y que la pronuncie para que practique cómo descifrar.

Vocabulario

Saber el significado de una palabra es una parte crítica para superar las dificultades al leer. Léele a tu hijo a diario para que adquiera vocabulario. Si tu hijo no entiende una palabra o una frase, detente y explícale su significado. Cuando hables con tu hijo o le digas bromas o una historia, utiliza palabras que le sean desconocidas para que aumente su vocabulario.

Fluidez

Los niños que leen lento y raro tienen problemas de fluidez, la habilidad de leer con precisión y rápidamente. De acuerdo con KidsHealth.org, leer en voz alta ayuda a los niños con dificultades a entender que la lectura es divertida. Motivar la fluidez en la lectura de tu hijo también le ayuda a adquirir la rapidez y entonación apropiadas. Otra estrategia que ayuda a la fluidez es la repetición; incita a tu hijo a leer sus libros o poemas favoritos varias veces para mejorar la expresión y el ritmo de la lectura.

Comprensión

Los niños que no pueden resumir lo que leen tienen problemas de comprensión. Para construir habilidades de comprensión, haz que tu hijo lea un pasaje o una historia y que, después, relate los acontecimientos y los motivos de los personajes. Impulsa a tu hijo a relacionar los sucesos de la historia con su propia vida; si no puede contestar las preguntas relacionadas a la historia, haz que vuelva al texto y busque datos clave.

Más galerías de fotos



Escrito por amelia smith | Traducido por diana i. almeida