¿Un estómago que gruñe es bueno para perder peso?

El estómago gruñe por varias razones, no todas se relacionan con el hambre. El exceso de gas, hinchazón del estómago y problemas gastrointestinales subyacentes pueden ser la causa del exceso de ruido del estómago, según el Dr. Michael Picco, gastroenterólogo de la Mayo Clinic. El gruñido del estómago podría ser una señal de que tienes hambre, pero también podría ser una señal de que la comida no se digiere como debería.

Comprender el guñido

Escucha a tu cuerpo cuando gruñe. Si has comido recientemente, tu estómago está probablemente haciendo ruido porque está descomponiendo el alimento a través del intestino. Si estás consumiendo más verduras, como brócoli y frijoles, por ejemplo, el gas adicional producido puede causar más ruido en el intestino. Si notas hinchazón estomacal y flatulencia, además del ruido, esto es una señal de que tienes problemas digestivos, en lugar de una señal de hambre, indica la University of North Carolina School of Medicine.

Dolor por hambre

Si el gruñido de tu estómago se acompaña de sensación de hambre, es posible que estés haciendo caso omiso de la necesidad de tu cuerpo de alimento. Si continúas ignorando el gruñido del estómago, puedes notar que sufres mareos o dolor de cabeza. Ignorar consistentemente las señales de hambre de tu cuerpo puede hacerte perder peso a corto plazo, pero puede causar deficiencias nutricionales, según la National Eating Disorders Association. El hambre bruta también puede causar desenfreno y comer en exceso para compensar.

Sed y hambre

Una vez que hayas aprendido las diferencias en los sonidos que hace tu estómago, es posible anticipar tu necesidad de comida antes de que comiencen los sonidos, prestando atención a tu hambre. Sin embargo, ten cuidado de no confundir la sed con el hambre, advierte el U.S. Public Health Service Commissioned Corp. A medida que envejecemos, podemos confundir la sed con la necesidad de comer. Si no estás seguro de lo que estás experimentando, toma un vaso de agua o espera 20 minutos para ver qué demanda parece más clara.

Beneficios del gruñido de estómago

El ruido del estómago ocasional puede ser una buena señal si sólo se experimenta después de comenzar la dieta. Si has estado haciendo caso omiso de las señales naturales de tu cuerpo y comiendo por aburrimiento, soledad o hábito, es alentador saber que estás experimentando hambre real. Sin embargo, la dieta no debe castigar el cuerpo, por lo que responde a tu hambre con alimentos saludables. La guía del U.S. Department of Commerce's "Eating Healthy" recomienda mantener refrigerios saludables a la mano si tienes hambre entre las comidas.

Consideraciones

No pases hambre. Un estómago que gruñe es más a menudo una señal de que tu cuerpo requiere alimento, por lo que no te sientas culpable por comer cuando lo escuchas. Esta es la respuesta sana y natural al hambre, explica la Eastern Illinois University. A medida que continúas perdiendo peso, tu apetito va a cambiar y se necesita una menor cantidad de alimentos para sentirte satisfecho.

Más galerías de fotos



Escrito por edie grace | Traducido por verónica sánchez fang