Cómo estirar tus dedos para jugar voleibol

Jugar un deporte como el voleibol, que requiere el uso extensivo de tus dedos, puede producir torceduras y esguinces. Estas lesiones aparentemente pequeñas pueden mandarte a la banca por toda una temporada, así que es importante que tengas dedos fuertes que puedan soportar el choque de la pelota mientras la voleas y la pones en posición. Agregar ejercicios de estiramiento a tu rutina de ejercicio actual puede hacer una gran diferencia al prevenir las lesiones y aumentar la potencia que le das a la pelota.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Venda deportiva

Instrucciones

  1. Practica tu posición con ejercicios de voleibol que se enfoquen específicamente en la posición y el voleo de la pelota con tus dedos. Colócate frente a una pared plana y empieza a volear en el aire. Cuenta para averiguar cuántas veces seguidas puedes lanzar la pelota hacia arriba. Luego, intenta el mismo entrenamiento pero dirígelo hacia la pared para que puedas practicar situarte debajo de la pelota en distintos ángulos.

  2. Párate a un pie o dos de distancia de la pared y coloca tus dedos contra la pared. Baja tu cuerpo con cuidado hacia la pared sin mover tus pies como si estuvieras haciendo una flexión de brazos (pushup) vertical. Mantén esta posición durante tres segundos y luego ponte de pie nuevamente manteniendo tus dedos como la única parte de tu cuerpo que está en contacto con la pared. Repite esto de 12 a 15 veces.

  3. Fortalece tus dedos cuando tengas un poco de tiempo en la clase o mientras ves la televisión. Uno por uno, presiona cada uno de tus dedos hacia tu pulgar tan fuerte como puedas, resistiendo con el pulgar. Repite este ejercicio varias veces con cada dedo.

  4. Venda tus dedos índice y medio juntos antes del juego. Esto a menudo se utiliza como una forma para fortalecer los dedos después de haber sufrido una torcedura de dedo, debido a que juntar los dedos refuerza ambos cuando haces el voleo. Coloca la venda alrededor de los dedos de forma ajustada pero sin cortar la circulación. Quítate la venda cuando se acabe el juego.

  5. Programa una cita con el médico si tus dedos aún se sienten tensos. Es probable que hayas sufrido un esguince leve y debes descansar tus dedos si el doctor diagnostica el dolor como tal. Los esguinces más delicados pueden tratarse con la fórmula RICE (por sus siglas en inglés): descanso, hielo, compresión y elevación. Puedes volver a jugar voleibol una vez que tu médico te diga que estás bien.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mayra nava