Cómo estirar tus botas de cuero con agua y alcohol

Las botas de cuero no son baratas, así que cuando te enteras de que las tuyas se sienten un poco apretadas no tienes porqué ir corriendo a comprar otro par nuevo. En su lugar, estira tus botas utilizando dos ingredientes: alcohol etílico y agua. El alcohol trabaja para aflojar las fibras del cuero, dejando que las botas se expandan sin secarse. Cuando colocas bolsas con agua dentro de las botas pueden estirar el cuero a medida que se congelan y expanden.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Alcohol etílico
  • Bolitas de algodón
  • Calcetines
  • Bolsas para congelador

Instrucciones

  1. Humedece una bolita de algodón con alcohol etílico. Aplica el alcohol en el interior de las botas donde te aprieten más.

  2. Pon tus pies dentro de las botas. Camina con ellas por cinco minutos, así el alcohol trabaja estirándolas para que se ajusten a tus pies. Si las botas solo necesitan un poco de estiramiento, úsalas con los pies descalzos. Si necesitan más estiramiento, úsalas con un par de calcetines antes de caminar con ellas.

  3. Si las botas todavía están muy apretadas, intenta utilizar bolsas llenas de agua. Llena unas bolsas para congelador con agua hasta la mitad y asegúralas para cerrarlas. Mételas dentro de las botas y coloca las botas en el congelador durante toda la noche. El agua se congelará y expandirá, estirando las botas.

Consejos y advertencias

  • No apliques agua directamente sobre la superficie del cuero, esto lo resecará y no ayudará a estirarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por alejandra rojas