Cómo estirar los tendones de los dedos de las manos

Tus dedos juegan un papel importante en las tareas diarias, incluyendo escribir, limpiar, prepararte en la mañana y ejercitarte. Los tendones de tus dedos pueden ponerse rígidos como resultado de heridas por sobre uso, como tendinitis, o lesiones traumáticas, incluyendo fracturarse un dedo. Los tendones rígidos de tus dedos pueden inhibir tu habilidad de realizar tu rutina diaria. Afortunadamente, hay ejercicios que puedes realizar para fortalecer y aumentar la flexibilidad en estos tendones.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Papel
  • Alfileres de seguridad
  • Monedas
  • Plumas
  • Clips

Instrucciones

  1. Completa un ejercicio de extensión de dedo. Coloca tu mano plana sobre la mesa, u otra superficie dura. Tus dedos deben estar completamente extendidos. Lentamente usa tu mano opuesta para asistirte y levanta cada dedo de la mesa. Eleva tu dedo tan lejos como puedas. Baja de nuevo a la posición inicial y avanza hacia el siguiente dedo. Completa una serie, elevando los cinco dedos, de hasta 10 repeticiones.

  2. Realiza separaciones de dedos. Coloca tu mano plana sobre una superficie dura, como una mesa. Los dedos deben estar completamente extendidos y tocándose entre ellos. Extiende los dedos tan lejos como sea posible. Sostén esta posición por dos segundos. Regresa a la posición inicial y repite. Completa una serie de 20 repeticiones.

  3. Arruga un papel. Agarra una hoja de papel y colócala en la palma de tu mano. Usa tus dedos para apretarla hasta hacerla una pelota. Relaja y repite 20 veces. Para ahorrar papel, estira la hoja que usaste previamente y vuélvela a arrugar.

  4. Recoge objetos pequeños. Coloca una amplia variedad de objetos pequeños en una mesa. Los objetos pueden incluir alfileres de seguridad, clips, canicas, plumas o monedas. Usa tus dedos afectados para juntar los objetos y transferirlos al lado opuesto de la mesa. Completa este ejercicio por tres minutos a la vez.

Consejos y advertencias

  • Los ejercicios deberían realizarse bajo la discreción de tu médico. Pueden causar mínima incomodidad. Sin embargo, no deberías experimentar dolor al ejercitar. Si sientes dolor, deja el ejercicio y contacta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por arcelia gutiérrez