Cómo estirar las perforaciones de tus orejas sin utilizar calibradores cónicos

Un cono estéril es la forma más segura para estirar las perforaciones del lóbulo de la oreja cuando se quiere conseguir un tamaño más grande. Si no puedes conseguir uno, hay otros métodos y trucos para estirar dichas perforaciones. Antes de intentarlo, consulta a un perforador profesional para conocer las reglas, los riesgos y los peligros de estirarlas por ti mismo en casa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pesas para la oreja
  • Hilo de pesca
  • Una cinta de teflón
  • Garras
  • Juntas tóricas

Instrucciones

  1. Utiliza pesas para la oreja unidas a tus pendientes. Puedes usar pesas de pesca o las profesionales utilizadas en las perforaciones de oreja. Inserta un trozo de hilo de pescar a través del círculo superior de la pesa y asegúrala con un nudo. Ata el otro extremo del hilo a la parte inferior del pendiente (si estás usando espirales o joyería que cuelgue), o simplemente enhebrar el hilo de pescar a través de un tapón.

  2. Anuda el hilo de pescar para asegurar el peso mientras cuelga del pendiente. Deja espacio suficiente cuando ates el hilo en torno a un tapón o a través de un túnel para evitar cortar la circulación a la perforación de tu oreja. Utiliza las pesas cada día durante varias horas a lo largo de un mes antes de tratar de insertar un tapón de mayor tamaño en la perforación.

  3. Envuelve tus pendientes actuales con cinta de teflón procurando que el lado adhesivo quede hacia abajo y que sólo sea una vuelta. Mantén los bordes de la cinta alineados en el pendiente en lugar de empalmarlos, ya que una rasgadura se puede producir debido a los bordes ásperos sobre la cinta empalmada y el estiramiento puede no ser parejo, causando presión en un lado de la perforación de tu oreja. La cinta hace que tus pendientes sean un poco más grandes que su tamaño actual.

  4. Compra joyería pesada como tapones de vidrio o espirales para usarlas durante el estiramiento. Inserta las piezas en la perforación del lóbulo de tu oreja durante una semana o dos después de cada cambio para permitir que su peso trabaje y puedas introducir una más grande. Espera un mes o más entre cada cambio para darle a las perforaciones el tiempo suficiente para sanar y ganar elasticidad mientras sigues usando piezas más pesadas.

  5. Estira tus orejas con piezas de joyería cónica. Éstas tienen la forma de un cono, con un extremo pequeño y uno más grande. Además, puedes utilizar el calibre que deseas lograr con el estiramiento. Coloca juntas tóricas atrás y adelante de las piezas de joyería cónica para asegurarte de que no se caigan.

Consejos y advertencias

  • Usa una compresa caliente sobre las perforaciones del lóbulo de tu oreja para aliviar el dolor después de los estiramientos.
  • Visita a un perforador profesional antes, durante y después del estiramiento para asegurarte de que no tengas ninguna infección.

Más galerías de fotos



Escrito por maude coffey | Traducido por josué miraflores m