Cómo estirar unos pantalones de sudadera

Si encoges accidentalmente tus pantalones de sudadera favoritos, no los tires a la basura aún. Aunque pueda parecer que los pantalones nunca te quedarán bien de nuevo, es posible estirarlos. Los pantalones de sudadera pueden estar hechos de una variedad de materiales, pero la forma en que los estires funcionará igual sin importar cuál sea la tela.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Una cucharada de champú para bebés o acondicionador para el cabello
  • Objetos pesados

Instrucciones

  1. Llena el lavamanos con un cuarto (0,95 l) de agua tibia. Adiciónale una cucharada de champú para bebé o de acondicionador para el cabello al agua, y mézclalos.

  2. Sumerge los pantalones de sudadera en el agua. Déjalos en remojo de 30 minutos a una hora. El champú para bebé o el acondicionador para cabello funcionan aflojando las fibras del material, haciendo más fácil que se estire hasta alcanzar su forma original.

  3. Retira los pantalones del agua y apriétalos suavemente para quitar el exceso del líquido. Pon los pantalones sobre una superficie plana.

  4. Estira los pantalones cuidadosamente con tus manos hasta que adquieran la forma y el tamaño originales que quieras que tengan. Ubica objetos pesados a lo largo de los bordes de la prenda para sostenerla en su sitio. Deja los pantalones extendidos hasta que se haya secado por completo.

Consejos y advertencias

  • Si los pantalones están rígidos cuando estés tratando de estirarlos para que obtengan su forma original, desliza una plancha con vapor sobre los mismos para hacerlos más flexibles.
  • Si no estás seguro de cómo estirar los pantalones hasta que adquieran el tamaño apropiado, encuentra otros que tengan un tamaño y forma similares, y dibuja el contorno de los mismos sobre un pedazo grande de papel pergamino. Luego extiende los pantalones de sudadera sobre el papel pergamino y dales forma de acuerdo al contorno que hayas dibujado en éste.
  • También puedes estirar pantalones de sudadera sumergiéndolos en agua durante 30 minutos, escurriéndolos ligeramente y colgándolos para que se sequen. Esto provoca que la tela se estire. No obstante, ten cuidado cuando estés utilizando este método; no tendrás control sobre el nivel de estiramiento de los pantalones.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por jhonatan saldarriaga