¿Se puede estirar o hacer ejercicio después de comer?

A pesar de que puedes ejercitar y estirar después de comer, no deberías comer grandes cantidades de comida justo antes de un entrenamiento. Comer una gran cantidad de alimentos demasiado cerca de una sesión de ejercicios puede hacer que experimentes molestias durante el ejercicio y que afecte tu rendimiento. Organizar bien los tiempos de los alimentos que comes puede darte la energía que necesitas para optimizar tu rutina de ejercicios.

Tipos

Planea tus comidas alrededor de tu estiramiento o rutina de ejercicios. Los aperitivos se pueden consumir hasta una hora antes del ejercicio, las pequeñas comidas se pueden comer dos o tres horas antes de los entrenamientos y las comidas grandes se permiten de tres a cuatro horas antes del ejercicio. No comer nada puede hacer que te sientas cansado y con hambre durante el ejercicio, mientras que comer en exceso puede producir problemas de calambres y gastrointestinales.

Marco de tiempo

No debes comer nada una hora antes de hacer ejercicio. Lleva unos 30 minutos a una hora para que un pequeño refrigerio sea digerido. Si comes un aperitivo una hora antes de hacer ejercicio, tendrás suficiente energía para hacer ejercicio sin causar malestar estomacal. Si planeas tener una sesión de entrenamiento intenso, es posible que desees programar tu refrigerio a dos horas antes de hacer ejercicio.

Características

Tu aperitivo preentrenamiento no debe ser alto en grasa. En cambio, elige una comida alta en carbohidratos y baja en grasas. Este tipo de merienda puede ser digerida rápidamente y mantener el azúcar en la sangre en un nivel normal. Los aperitivos potenciales a considerar antes de tu estiramiento o ejercicios cardiovasculares incluyen galletas con mantequilla de maní, una bebida deportiva, un mollete con un vaso de leche, fruta y yogur, y un panecillo con mermelada.

Consideraciones

Aunque no debes comer justo antes de estirar o hacer ejercicio, debes beber mucha agua. Durante las dos o tres horas antes de tu entrenamiento, el Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda beber al menos 2 o 3 tazas de agua. Toma 1/2 a 1 taza de agua por cada 20 minutos de tu sesión de ejercicio. Si estás haciendo ejercicio por más de una hora, utiliza una bebida deportiva para reponer.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por lucia ayala