Cómo estirar una camisa de cuero

Las camisas de cuero transmiten algo, sin duda alguna. Mientras más hayas usado una camisa de cuero, mejor se sentirá cuando la uses y, a menudo, el cuero se verá mas natural. El cuero es también uno de los materiales más temperamentales y sensibles al momento de limpiar, almacenar o modificar, Requiere especial cuidado y atención para asegurarse de que el cuero durará mucho tiempo. A diferencia de otros materiales, el cuero no puede dejarse fuera de la costura. Estirarla suavemente y el uso, pueden modificar el tamaño de una camisa de cuero sin dañar el material.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Bálsamo para cuero
  • Paño limpio y seco
  • Gancho acojinado
  • 3 a 6 yardas de tela de algodón limpia

Instrucciones

  1. Trata la camisa de cuero con un bálsamo para cuero de alta calidad. Coloca una pequeña gota de bálsamo en un paño limpio y esparce el tratamiento en cada pulgada de cuero, usando un gentil movimiento circular. Pon especial atención a las costuras y otras áreas con presión extra. Aplica más bálsamo al paño conforme lo necesites. El bálsamo suavizará y protegerá el cuero.

  2. Cuelga la camisa de cuero en un gancho acojinado y permite que el bálsamo se una a las fibras de cuero. Cuélgala en un lugar fresco y seco lejos del calor o luz.

  3. Rellena las mangas de la camisa con algo de tela de algodón cortada en piezas manejables si es posible. Llenar las mangas con tela estirará suavemente las fibras de cuero mientras el bálsamo se une a la tela. Déjala en su lugar por lo menos por un día.

  4. Usa la camisa de cuero regularmente para que el material se estire y se adhiera a la forma natural de tu cuerpo. Ya que el cuero se moldea lentamente y a menudo conserva su forma, se moldeará al cuerpo específico que use la camisa.

  5. Vuelve a aplicar bálsamo para cuero cada cinco a seis meses para asegurarte de que el cuero se mantenga humectado y en buenas condiciones.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de guardar cualquier camisa de cuero en un lugar fresco y seco, alejado de cualquier fuente de luz o calor directo.
  • Nunca intentes estirar una camisa de cuero en un solo día. Es un proceso que toma varias semanas.
  • Cubre la camisa con una sábana limpia para mantener el material limpio y protegido mientras no lo usas.
  • Siempre lee la etiqueta de cualquier limpiador o bálsamo para cuero, antes de aplicarlo a la camisa.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah vrba | Traducido por ulises domínguez