Cómo estirar el arco del pie

El arco de tu pie se apoya en un ligamento delgado que se conecta a la parte delantera de tu talón. Si esta banda de soporte se endurece o se inflama, puedes tener fascitis plantar, una condición que causa dolor en el arco del pie al correr, caminar de puntillas, saltar o usar el pie afectado en otras formas. En la mayoría de los casos, estirar el arco puede aliviar el dolor y mejorar la movilidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toalla pequeña

Instrucciones

  1. Siéntate en el suelo y extiende una pierna hacia fuera delante tuyo. Dobla la otra pierna en un ángulo de 90 grados para que puedas agarrar los dedos de ese pie con las manos.

  2. Contrae los músculos de la espinilla de la pierna doblada para sacar los dedos del pie hacia arriba, hacia la pierna y el cuerpo. Toma tu dedo gordo del pie y tira de él hacia tu cuerpo para que sientas el arco de tu pie estirarse.

  3. Mantén este estiramiento del dedo del pie durante unos 10 segundos y luego suelta. Repite el estiramiento entre 10 y 20 veces. Si ambos pies están afectados, cambia de pie y repite.

  4. Estira el músculo de la pantorrilla y la fascia plantar de pie con las manos contra la pared y colocando el pie afectado un poco por detrás de tu otro pie. Dobla las rodillas y mantente así durante 10 segundos, manteniendo los talones contra el piso. Repite este estiramiento hasta 10 veces con cada pie afectado.

  5. Consulta a tu médico si experimentas dolor significativo o en aumento durante o después del estiramiento del arco. Podrías sufrir de una condición que requiere intervención médica o quirúrgica.

Consejos y advertencias

  • Si no puedes llegar a los dedos del pie para estirarlos, la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos recomienda envolver una toalla alrededor de tu dedo gordo del pie y usar la toalla para traer los dedos del pie hacia tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por lucia ayala