Estiramientos de yoga para el trapecio

Los estiramientos de yoga pueden ayudar a elongar y relajar los músculos del cuerpo, incluyendo el trapecio, el músculo en forma de diamante que corre por la espalda. El trapecio hace un trabajo duro que implica conectar a los músculos del cuello con los hombros en distintos rangos de movimientos. Trabajando junto con el omóplato, el trapecio puede ayudar a elevar y rotar la parte superior del cuerpo. También puede ayudar a tirar de los omóplatos (también llamados escápulas) hacia atrás, para lograr una mejor postura. Unos trapecios contracturados o doloridos pueden restringir o dificultar los movimientos. Con un suave estiramiento de yoga, puedes ayudar a relajar estos músculos.

La pose del niño

La pose del niño es una de las mejores poses de descanso de yoga, pero también es muy efectiva para estirar el trapecio, afirma "Yoga Journal". Para ingresar en la postura del niño, arrodíllate en tu mat de yoga con las rodillas juntas entre sí, o como alternativa, con las rodillas paralelas a los bordes del mat. Inclínate hacia adelante de forma tal que tu torso repose sobre tus muslos, si tus rodillas están juntas. Si las rodillas están separadas y alineadas con el mat, dóblate lo suficiente como para permitir que el pecho repose sobre el mat, entre las piernas. Mantén el cuello levemente extendido, con los brazos estirados en frente de ti y las palmas hacia abajo. Respira profundamente, relajando los hombros para que los trapecios puedan estirarse.

Postura del águila

"Yoga Journal" afirma que la pose del águila es otra postura adecuada para estirar el trapecio. Para ponerte en esta postura, párate con ambos pies presionados firmemente sobre el mat. Dobla ambas rodillas ligeramente. Luego, enraizando el peso sobre el pie derecho, eleva tu pierna izquierda con cuidado y crúzala sobre tu pierna derecha. Para facilitar el estiramiento del trapecio, extiende ambos brazos en frente de ti y luego crúzalos en forma de X para que tu brazo izquierdo esté por encima. Dobla los codos y haz que las palmas se toquen. Para un estiramiento más profundo del trapecio, eleva los brazos cruzados y las palmas ligeramente para que los codos estén por encima del nivel de las escápulas.

Auto-abrazo

Otra forma de estirar el trapecio es mediante el auto-abrazo de yoga. Este es un suave estiramiento que puedes hacer sentado o parado, lo que lo hace efectivo para realizar durante el día laboral. Para hacerlo, siéntate derecho y deja que tus hombros se relajen y caigan lo más abajo posible. Extiende los brazos en frente de ti, y luego dobla los codos para que tu mano izquierda repose detrás de tu hombro derecho y to mano derecha repose detrás de tu hombro izquierdo. Parecerá y se sentirá como que te estás dando un abrazo, pero esto es algo más que amor por ti mismo. Usando las manos para presionar suavemente sobre la espalda, y acercando tus escápulas al pecho, recibirás un efectivo estiramiento de trapecios.

Postura del perro


Presiona el suelo con tus manos para ayudar a estirar el trapecio.

La postura del perro es una pose clásica de yoga que se puede usar para estirar la parte inferior del trapecio mientras que fortaleces otras áreas del cuerpo. Desde la posición de pie, haz la pose del perro doblándote y colocando ambas palmas sobre el suelo con las yemas de los dedos bien separadas entre sí. Da un paso grande hacia atrás y eleva tu coxis en dirección al techo mientras tu cuerpo forma una "V" invertida. Permite que tu espalda se relaje y disfruta del estiramiento del trapecio.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por mike tazenda