Estiramientos de piernas y caderas durante el embarazo

El embarazo tiene muchos efectos en tu cuerpo. Andar llevando peso y fluidos extra podría hacer que te sientas dolorida, cansada e incómoda. El estiramiento podría ayudar a aliviar tus articulaciones doloridas, especialmente en tus piernas y caderas, que soportan el peso de la parte superior de tu cuerpo.

Beneficios

El estiramiento es una herramienta efectiva para cualquier persona, pero podría ser más beneficioso mientras estás embarazada. Estirar tus piernas y caderas ayuda a disminuir la tensión muscular en esas zonas, aumentar la flexibilidad y ayudarte a estar relajada, todas cosas de las que se puede beneficiar tu cuerpo cuando te estás preparando para dar a luz, según la revista "Pregnancy Today". Además, estirar la parte inferior de tu cuerpo, podría ayudarte físicamente para el parto.

Estiramiento del flexor de la cadera

Los flexores de la cadera son un sistema de músculos que te ayudan a doblar la cintura y levantar las rodillas. Cuando estos músculos están doloridos, puede ser difícil levantar objetos, levantarte del sillón y realizar las tareas básicas diarias. Para estirar los flexores de la cadera, párate en la base de unas escaleras. Coloca un pie en el primer escalón y agárrate de la baranda para apoyar tu cuerpo. Mantén la pierna trasera estirada e inclínate hacia adelante, doblando la pierna delantera. Deberías comenzar a sentir un estiramiento en la pierna trasera. Mantén el estiramiento de 10 a 15 segundos, luego descansa. Cambia de pierna y repite el estiramiento para la otra pierna.

Estiramiento de cadera y cuádriceps acostada

El estiramiento de cadera acostada se enfoca en tus caderas y piernas y puede realizarse en la sala de tu casa mientras miras TV o incluso en la cama antes de comenzar tu día para darte un poco más de energía. Acuéstate sobre tu lado izquierdo con la pierna izquierda levemente doblada para dar apoyo. Dobla la pierna derecha en la rodilla, llega detrás de tu cuerpo con la mano derecha y toma el pie izquierdo. Tira lenta y suavemente la pierna hacia atrás de tu cuerpo para que el pie se mueva hacia tu espalda. Deberías sentir un estiramiento completamente en los cuádriceps y en la cadera derecha. Mantén el estiramiento por 30 segundos, luego relaja y cambia al lado derecho y repite el estiramiento para tu pierna y cadera izquierda.

Estiramiento de ingle

Las caminatas y los levantamientos repetidos pueden llevarte a que la zona de la ingle se sienta débil, cansada y débil, pero podrías no saber cómo tratar esta incomodidad. Para ayudarte a estirar la zona de la ingle y de las caderas, siéntate en el suelo con las rodillas dobladas y los pies lo más cerca del trasero posible. Coloca los pies juntos y tómate los tobillos con las manos. Pasa los codos contra el interior de las rodillas y separa suavemente las piernas. Sentirás un estiramiento en la ingle y las caderas. Mantén el estiramiento por 20 a 30 segundos, luego descansa y repite.

Consideraciones

Los estiramientos de piernas y caderas pueden ser particularmente útiles cuando te estás preparando para ir o volver de una larga caminara o si has estado ejercitando. Pasa de 10 a 15 minutos entrando en calor y estirando las piernas y caderas para ayudar a evitar dolores y rigidez. Si tomas un baño largo, también puedes realizar estos estiramientos en agua tibia, lo que ayudará a estimular la circulación sanguínea hacia tus piernas y caderas. Nunca fuerces un estiramiento y detente de inmediato si sientes una molestia. Las hormonas del embarazo suavizan y alargan todos los tejidos conectivos del cuerpo, incluyendo los ligamentos, especialmente en el último trimestre y por unos seis meses luego del parte, estos darán menos apoyo y son propensos a lesiones. El estiramiento puede ayudar, pero realiza cualquier ejercicio con cuidado y suavemente.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por sebastian castro